Avances lógicos y tecnológicos

Enviado por Sombra el Sáb, 24/04/2021 - 19:50

Avances lógicos y tecnológicos

Cómo ya he dicho antes, mis estudios formales fueron en electrónica y en ese campo la diferencia entre los avances lógicos y los avances tecnológicos suele ser bastante evidente.

Ignoro si en otros campos se tiene la misma conciencia de lo significativo de esa diferencia, aunque mi impresión general es que no, así qué la explicaré brevemente mediante un ejemplo real.

Antes del descubrimiento del transistor y de los demás dispositivos de estado sólido, todos los equipos electrónicos funcionaban con válvulas de vacío, dispositivos termoiónicos, válvulas qué, dada su complejidad y sus dimensiones, tenían un elevado costo de fabricación y por sus características requerían de un filamento que calentase sus electrodos para facilitar la transmisión de electrones entre ellos, lo que limitaba sus aplicaciones por motivos de precio, fragilidad, tamaño, peso y consumo.

Dos válvulas de vacío
Dos válvulas de vacío no especialmente grandes, con un consumo típico de entre 8w y 15w. Para algunas aplicaciones otras, mayores, podían superar los 100w por válvula.

 

El descubrimiento de la tecnología de estado sólido permitió la sustitución de esos ánodos y cátodos metálicos, que requerían ser calentados hasta la incandescencia para poder llegar a emitir y recibir electrones, por pequeños cristales de silicio enrarecidos con otros materiales.

Estos realizaban esas transferencias de electrones a través de sus superficies en contacto sin precisar calentamiento alguno lo que les hacía ser de pequeño tamaño.

Además podían ser fabricados a bajo costo y funcionaban con un consumo de energía incomparablemente menor al requerido por las anteriores válvulas de vacío.

Su incorporación, qué permitió la reducción de los equipos electrónicos y aumentó su transportabilidad, supuso un avance tecnológico:

No fue una consecuencia lineal y previsible de la tecnología existente.

Los dispositivos de estado solido, como los transistores mostrados en esta imagen abajo a la derecha y los circuitos integrados mostrados a la izquierda, permitieron reducir el tamaño de los equipos electrónicos
Los dispositivos de estado solido, como los transistores mostrados en esta imagen abajo a la derecha y los circuitos integrados mostrados a la izquierda, permitieron reducir el tamaño de los equipos electrónicos y su consumo, qué primero bajó a décimas de watio, pronto se redujo hasta miliwatios, milésimas de watio y no tardó en llegar a caer por debajo de las millonésimas de watio, los microwatios. La regla en la parte superior permite apreciar los tamaños relativos.

 

Los circuitos integrados, los microchips, en comparación fueron una invención lógica, de hecho casi inevitable, ya que al fabricarse los dispositivos de estado solido que realizan la transmisión electrónica entre diferentes tipos de cristales en contacto, era previsible qué, aunque fuese por simple economía de material, alguien ensayaría a ver si podía conseguirse el mismo efecto con cristales más pequeños y seguir cumpliendo su función.

Esa miniaturización permitiría incluir cada vez más y más de ellos en el espacio que antes ocupaban solo dos o tres de los transistores de la imagen anterior.

Los microchips avanzaron en la miniaturización de los equipos electrónicos conteniendo millones de dispositivos de estado solido
Los microchips avanzaron en la miniaturización de los equipos electrónicos conteniendo millones de dispositivos de estado solido, el Pentium II de la imagen contenía siete millones y medio de transistores con un consumo total de tan solo 12w.

 

Fueron un avance lógico.

Un avance impresionante que ha dado un cambio impensable y anteriormente imposible a nuestras vidas, puesto qué cualquier teléfono inteligente de los que usamos a diario, de poder fabricarse con válvulas de vacío, tendría las dimensiones de una gran ciudad y el consumo de un país.

La siguiente tabla permite hacerse una idea bastante exacta:

Modelo Año Transistores Tran./mm2 Watios
Procesadores de 8 bits, era previa al PC
4004 1971 2.300 192 0,5
8008 1972 3.500 219 1,0
8080 1974 6.000 300 0,8
Procesadores de PC de 16 bits
8086 1979 29.000 879 1,7
80286 1982 134.000 2.851 3,3
Procesadores de PC de 32 bits
80386DX 1986 275.000 2.670 1,7
80486DX 1989 1.200.000 14.815 3,0
Pentium 1993 3.200.000 10.884 13,0
Pentium II 1997 7.500.000 36.946 12,0
Pentium III 1999 28.000.000 264.151 16,0
Pentium 4 2000 42.000.000 193.548 52,0
Pentium 4 P. 2004 169.000.000 1.251.852 115,0
Procesadores de PC de 2 núcleos
Core 2 Duo 2006 291.000.000 2.034.965 65,0
Procesadores de PC de 4 núcleos
Core i7 N. 2008 774.000.000 2.614.865 45,0
Core i7 S. B. 2011 995.000.000 4.606.481 95,0
Procesador de PC de 6 núcleos
Core i7 980X 2011 1.170.000.000 4.717.742 130,0

 

El último procesador de la tabla, aparecido en el año 2.011 y ya anticuado y ampliamente superado, con mil ciento setenta millones de transistores y un consumo de tan sólo 130w (en la actualidad, cuando se actualiza por útima vez este artículo (año 2.022), los circuitos integrados ya superan ampliamente los treinta mil millones de transistores, con tamaños de menos de 10 nanómetros cada uno de ellos), de pretender ser emulado con válvulas de tan solo 5w cada una, consumiría 5.850 Mw, millones de watios.

En comparación, una ciudad de 25.000 habitantes consume unos 8.800 Mw, millones de watios (Nota de actualización: Más de 30 veces esos valores en 2.022).

Haz números tu mismo.

Volviendo al tema, ahora que considero aclarada la diferencia entre un avance lógico y uno tecnológico y lo importantes que pueden ser, en la prehistoria, cuando el ser humano empezó a utilizar piedras afiladas, se produjo un avance tecnológico.

Desconocemos si el descubrimiento de esta tecnología se debió a un accidente cuando, al fallar su objetivo, una piedra lanzada se estrelló contra una roca fragmentándose en afiladas esquirlas o si el hecho se debió a que alguien se hirió con una esquirla producida al entrechocar rocas en un derrumbe o si fue cuando alguien pretendía machacar algo entre dos piedras o al estallar una roca expuesta al fuego.

 

Canto tallado, muy posiblemente las primeras piedras afiladas aprovechadas por los seres humanos no serían muy diferentes a esta
Canto tallado, muy posiblemente las primeras piedras afiladas aprovechadas por los seres humanos no serían muy diferentes a esta

 

Se me ocurren otras opciones pero tampoco hace falta pensar mucho en ello ya qué no es especialmente relevante.

El hecho es que tras ese avance tecnológico era previsible que se produjesen otros avances, estos ya lógicos, conducentes a dos cosas:

  1. Mejorar los filos producidos
  2. Mejorar la utilización de los mismos

La mejora de los filos se produciría por ensayo y error y por la adquisición de experiencia.

 

Las primeras piedras talladas mejoradas son los bifaces, en la imagen un bifaz achelense
Las primeras piedras talladas mejoradas son los bifaces, en la imagen dibujo detallado de un bifaz achelense

 

Sobre el Achelense o "industria modo 2" podemos leer en la Wikipedia:

"Se estima que el período olduvayense (o industria de modo 1) apareció en el este de África hace 2,5 millones de años, mientras que la industria de modo 2 se originó hace por lo menos 1,65 millones de años según los restos más antiguos encontrados en la región del lago Turkana occidental (en Kenia​).

La tecnología achelense se extendió primero por el valle del Rift y África Oriental, como demuestran, por ejemplo, los hallazgos en la Capa II del yacimiento de Olduvai, en Tanzania y en la región de Konso, en el sur de Etiopía, que datan de aproximadamente 1,5 millones de años.

Se caracteriza por los bifaces, hendedores (bifaz al que han dado un golpe oblicuo) y por una elaboración más compleja, pudiendo dividirse en varias fases de perfeccionamiento. Se atribuye su primer uso al Homo ergaster."

La imagen previa del canto tallado se corresponde con la "industria modo 1" o olduvayense, es decir, con las primeras piedras talladas por los sers humanos.

Una vez descubierta la tecnología del tallado de piedra para obtener filos utiles, la primera mejora lógica de su utilización sería buscar la forma de empuñarlas sin herirse la mano, quizás usando un trozo de piel.

 

Imagen ilustrando cómo se agarraba un bifaz para trabajar con el qué, por si misma explica la necesidad de utilizar algo para empuñarlo y no herirse la mano si la talla no había dejado el extremo de agarre redondeado
Imagen ilustrando cómo se agarraba un bifaz para trabajar con el qué, por si misma, explica la necesidad de utilizar algo para empuñarlo y no herirse la mano si la talla no había dejado ese extremo redondeado

 

La segunda mejora quizás también fue un salto tecnológico cuando alguien, a falta de un trozo de piel, uso un trozo de corteza gruesa y la esquirla se incrustó parcialmente en ella, o quizá la incrustación accidental se produjo al intentar trabajar un trozo de madera o rajar un hueso para alcanzar la médula o transformarlo en un útil, al quedar la esquirla de roca atrapada en este.

El hecho es que el siguiente avance lógico debió ser buscar la forma de hacer esa unión más solida y duradera mediante el uso de ataduras y materiales adhesivos cómo las resinas y, en buena lógica, esas primeras piedras talladas para formar filos datadas, merced a los restos de resina en ellas, datadas hace unos 64.000 años y halladas en las capas de sedimentos antiguos de la cueva de Sibudu, en Sudáfrica, debieron corresponder a ese proceso, a ese avance lógico imprescindible para llegar a las herramientas y armas con mangos primero, astiles después y, mucho más tarde, a las flechas.

Una vez alcanzado el avance de enmangar los filos, los siguientes avances lógicos debieron tener que ver con el desarrollo de esos mangos para dar mayor utilidad a los filos y facilitar algún uso determinado, lo que llevó a la creación de hachas, cuchillos, etc.

 

Hachas del neolítico, pulidas y con perforaciones para enmangarlas realizadas por fricción y desgaste, no por tallado
Hachas del neolítico, pulidas y con perforaciones para enmangarlas realizadas por fricción y desgaste, no por tallado

 

Y tras eso el siguiente avance lógico, cómo es evidente para cualquier cazador, fue alargar esos mangos para poder herir o rematar a la pieza desde una distancia mayor y más segura, lo que llevaría a producir las primeras lanzas de mano y, con posterioridad, aligerarlas para crear las primeras lanzas arrojables, tales cómo jabalinas, venablos y azagayas, que pudieran ser proyectadas con más eficacia que las primeras pesadas lanzas de mano.

Armas como el arco y las flechas, las cerbatanas y quizás el atlalt no fueron avances lógicos si no avances tecnológicos que difícilmente podemos deducir como surgieron.

Para comprender esta dificultad, por ejemplo en el caso del arco y las flechas, debemos tener en cuenta que su invención no sólo implica la utilización de cosas qué, cómo por ejemplo la cuerda, requieren un desarrollo particular y, sobre todo, consumen mucho tiempo y energía en su confección, además de materiales muy específicos y en algunos casos cómo los tendones, escasos y preciados:

También precisa de un motivo para utilizar conjuntamente todos esos materiales en algo que de lugar al "accidente" qué, observado, analizado e intentado emular después, de origen a esa nueva tecnología.

Llevo mucho tiempo dándole vueltas en la cabeza a que tipo de incidente o accidente pudo conducir a su invención y sólo se me ocurren dos opciones, una que alguien para formar algo tensase curvada una rama y la mantuviese así mediante una cuerda, posiblemente vegetal más que nada porque son las más fáciles y "baratas" de elaborar en base a que los materiales abundan y son accesibles y fáciles de recolectar, la mantuviese así, decía, hasta que al secarse se fijase esa curva y mientras eso ocurría alguien la tañó y, buscando variar el sonido, probo a tañerla con algo, quizás una ramita, que se le fue de las manos y salio disparada.

La otra, menos probable, que alguien curvase una rama para montar una trampa de resorte, un lazo y qué mientras lo hacia se le fuese de las manos y el lazo enganchase una rama y la lanzase.

No tiene demasiada importancia en si, pero me intriga.

Fuese cómo fuese, alguien llegó a ello y comenzó a lanzar las primeras flechas.

Luego el desarrollarlas montándoles plumas y puntas fue un avance lógico, al igual qué el crear astiles de dos materiales, quizás para reparar y reaprovechar flechas rotas.

En el caso que nos ocupa, para intentar averiguar donde y cuando se produjo este salto tecnológico, hemos de fijarnos en el "contexto", pero no en el contexto de una excavación en torno a unos restos concretos, si no en el contexto general.

Y en ese contexto, lo más determinante son las pinturas rupestres pues es evidente qué aquellas en las que aparecen arcos y flechas constatan por si mismas la existencia de estos en la fecha en la que tales pinturas se hayan datado y en el lugar donde estas se realizaron.

 

Pintura rupestre en la Cueva de La Valltorta, Tirig, Castellón, Valencia, España, mostrando una cacería de ciervos. esa zona es la más densamente "poblada" de pinturas rupestres en todo el mundo, ha sido declaraada en su conjunto Patrimonio de la Humanidad y algunas de ellas, tan sólo apreciables al ser capturadas mediante fotografía multiespectral.<br />
La mayoría de esas pinturas visibles están datadas entre los 7.000 y los 10.000 años antes de Cristo, lo que las sitúa en la época de los más antiguos arcos hallados en el norte de Europa o incluso algo más atrás, pero a dia de hoy, merced a qué en el año 2.011 técnicas infográficas de fotografía multiespectral sacaron a la luz capas y capas superpuestas de ellas qué aun están pendientes de datar, trazadas durante milenios por sucesivas generaciones de los cazadores que inventaron aquí el arco y las flechas, sabemos que arco y flechas estaban presentes en nuestras tierras hace ya mućho más tiempo qué esos 7.000 a 10.000 años en que están datadas las pinturas qué si qué podemos ver.<br />
De hecho no existe en todo el mundo ni una sola prueba, tanto directa cómo contextual, qué ofrezca la menor posibilidad de qué en una época anterior a esos 10.000 años o en un lugar distinto ya se confeccionasen y usasen antes arcos y flechas.
Pintura rupestre en la Cueva de La Valltorta, Tirig, Castellón, Valencia, España, mostrando una cacería de ciervos. esa zona es la más densamente "poblada" de pinturas rupestres en todo el mundo, ha sido declaraada en su conjunto Patrimonio de la Humanidad y algunas de ellas, tan sólo apreciables al ser capturadas mediante fotografía multiespectral.
La mayoría de esas pinturas visibles están datadas entre los 7.000 y los 10.000 años antes de Cristo, lo que las sitúa en la época de los más antiguos arcos hallados en el norte de Europa o incluso algo más atrás, pero a dia de hoy, merced a qué en el año 2.011 técnicas infográficas de fotografía multiespectral sacaron a la luz capas y capas superpuestas de ellas qué, once años después, AÚN SIGUEN PENDIENTES DE DATAR, trazadas durante milenios por sucesivas generaciones de los cazadores que inventaron aquí el arco y las flechas, sabemos que arco y flechas estaban presentes en nuestras tierras hace ya mućho más tiempo qué esos 7.000 a 10.000 años en que están datadas las pinturas qué si qué podemos ver.
De hecho no existe en todo el mundo ni una sola prueba, tanto directa cómo contextual, qué ofrezca la menor posibilidad de qué en una época anterior a esos 10.000 años o en un lugar distinto ya se confeccionasen y usasen antes arcos y flechas.

 

Merced a esto, aunque la "ciencia oficial" y curiosamente también la española, aún evite reconocerlo, podemos determinar que la invención del arco y las flechas, en tanto no aparezcan evidencias que lo contradigan, debió producirse en el entorno de la actual Provincia de Castellón, en la actual Comunidad Valenciana, España, en la costa este de la Península Spana.

¿La razón?

Las pinturas rupestres más antiguas del mundo en las que aparecen individuos usando arcos y flechas, tanto para la caza cómo para enfrentamientos entre ellos, se encuentran en esa zona y tal y cómo nos vamos apartando de ella las pinturas rupestres donde se representan van siendo menos y menos antiguas.

Quienes ignoran esta diferenciación básica entre lo que son avances lógicos y avances tecnológicos pueden aducir y aducen qué un mismo avance tecnológico pudo darse en lugares y tiempos diferentes y ser alcanzado por individuos diferentes cuando, si lo analizamos, se evidencia qué esto, si no por completo imposible, si que resulta sumamente improbable:

Se ha de conjugar que se produzca el "accidente" ante alguien con la capacidad analítica y la curiosidad necesaria para que entienda lo que ha visto y qué, además, decida intentar emular el resultado y qué, después de a saber cuantos intentos a base de ensayo y error, siga manteniendo el interés hasta finalmente conseguirlo.

Además, tenemos la evidencia de qué esto es así, de que los saltos tecnológicos no se producen aleatoriamente e indistintamente en varios lugares de forma independiente, en un ejemplo muy claro:

Durante miles de años, los antropoides, los que estaban en camino de ser los primeros seres humanos o ya empezaban a serlo, debieron agacharse cientos de miles de millones de veces para tomar del suelo lo que primero encontrase su mano para lanzarlo contra algún animal al que pretendían cazar o ahuyentar o quizá contra un congénere suyo al que pretendían atacar o del que pretendían defenderse.

Y esto, en un entorno arbolado cómo el suyo, en una gran mayoría de los casos les debió llevar a recoger del suelo y lanzar NO UNA PIEDRA SI NO UNA RAMA.

Cientos de miles de millones de ramas debieron ser lanzadas y, sin embargo, tan sólo hubo un caso de alguien qué se fijó en que algunas de esas ramas lanzadas se desviaban de su trayectoria, valoró que eso podía tener cierta utilidad y, mediante la experimentación y por el proceso de ensayo y error, llegó a idear el bumerang.

 

Bumerangs nativos australianos en los que se puede apreciar la forma aerodinámica que les confiere sus extraordinarias características de vuelo
Bumerangs nativos australianos en los que se puede apreciar la forma aerodinámica que les confiere sus extraordinarias características de vuelo

 

Si los avances tecnológicos pudieran darse de forma independiente en diferentes tiempos y lugares, habría bumerangs en muy distintos lugares del planeta Y NO LOS HAY, aunque ciertamente en diferentes culturas aparecen distintos tipos de palos cómo armas arrojadizas, por ejemplo:

 

Palos lanzadores hallados en la tumba de Tutankamon, en muchas ocasiones calificados cómo "bumerangs2 que, en realidad, no presentan ninguna de las características aerodinámicas que les confieren sus extraordinarias capacides de vuelo.
Palos lanzadores hallados en la tumba de Tutankamon, en muchas ocasiones calificados cómo "bumerangs" que, en realidad, no presentan ninguna de las características aerodinámicas que les confieren sus extraordinarias capacides de vuelo. Si ampliamos la imagen podemos leer con claridad que en su dia fueron etiquetados cómo "Throwing stik", "Palo lanzador" o lanzable, no cómo bumerangs

 

PERO ni uno sólo de ellos presenta las características aerodinámicas del bumerang y, en consecuencia:

LOS AVANCES TECNOLÓGICOS SON COMUNICADOS, TRANSFERIDOS, Y SU TRANSFERENCIA SEÑALA UN CONTACTO INDISCUTIBLE, UNA RELACIÓN, ENTRE PUEBLOS Y CULTURAS

Esto lo vemos con claridad en algunos casos, cómo por ejemplo en el de la concentración y dispersión de la tecnología del bifaz que podemos observar en el siguiente mapa:

 

Mapa mostrando la concentración y posterior dispersión de la tecnología del bifaz
Mapa mostrando la concentración y posterior dispersión de la tecnología del bifaz.
Al mismo tiempo, la concentración también nos muestra el importante detalle de qué lugares del planeta estaban más densamente poblados en aquella época y en los que la cultura se transmitía y adoptaba con mayor facilidad o, al menos, eficacia.

 

Lo que esto implica es qué cuando vemos un avance tecnológico en lugares del planeta y épocas entre las que en la actualidad se supone qué no había existido ningún contacto previo, ESA SUPOSICIÓN DEBE DESTERRARSE PORQUÉ EL AVANCE TECNOLÓGICO DELATA QUÉ SI HUBO CONTACTO.

Esto nos permite señalar cosas qué cambian por completo la "historia aceptada" facilitándonos, además, conocer la expansión de nuestra cultura original a lo largo y ancho del mundo.

 

 

 

Comentarios