La Forma del futuro Estado Spano

Enviado por Sombra el Mié, 18/03/2020 - 16:44

Líneas maestras

Lo que va a leer aquí no es nada cerrado ni definitivo.

Tan sólo una serie de sugerencias sobre la forma que debe tener nuestro futuro Estado Spano para garantizar al máximo que el Poder del Pueblo tan sólo dependa del Pueblo, impidiendo que sea secuestrado por nadie y usado contra nosotros.

Son lineas maestras que deberíamos procurar mantener, no para facilitar nada, si no para evitar todo lo que hemos padecido y padecemos.

En un Estado Democrático el Poder emana del Pueblo y reside en el Pueblo.

Qué el Pueblo ejerza por si mismo ese poder en todo momento resulta ser una utopía irrealizable.

No es funcional.

Si todos y cada uno de los ciudadanos deben decidir sobre todo es preciso que lo hagan con conocimiento de causa porqué si no es así lo mismo daría tomar las decisiones lanzando una moneda al aire o escogiendo con los ojos cerrados.

Así púes, su decisión debe ser informada, deben conocer a fondo todos los datos y opciones y adquirir ese conocimiento requiere dedicarle tiempo.

En tal caso, ese tiempo se debe detraer de otras obligaciones y la consecuencia primera y obvia seria descuidar esas obligaciones lo que se traduciría en carencias de todo tipo.

Por ello en todos los Estados Democráticos el Pueblo escoge unos Representantes para qué sean ellos los qué, tras informarse, hagan valer ese Poder.

El problema que actualmente sufren todos los estados es qué esos representantes que el Pueblo escoge no dependen del pueblo que en teoría les escoge si no de los partidos políticos qué "los presentan" en sus listas, con lo que el Pueblo tiene su capacidad de elección limitada por la "voluntad" de las elites de esos partidos.

Esa estructura, qué podemos denominar "partitocracia" en oposición a la autentica Democracia, permite que dentro de los partidos se creen estructuras "corruptas" porque si dentro de cualquier partido se instala un corrupto, cualquier persona que decide entrar en política y alcanza a estar dentro del área de influencia de ese corrupto o transije en las "corruptelas", menores y en apariencia intrascendentes en un primer momento, o no llega a entrar en ninguna lista ni siquiera para ocupar puestos menores en las estructuras internas del partido.

Con el tiempo se le empiezan a exigir cosas más irregulares y no sólo la posibilidad de proseguir la carrera política sin corromperse se dificulta y reduce si no qué, además, el mismo se puede llegar a convertir en otro corruptor dentro de la estructura política.

Por ello es imprescindible desposeer de ese "poder" a los partidos y eso se consigue:

PRIMERO, articulando qué ABSOLUTAMENTE TODOS LOS PROCESOS ELECTORALES SIN EXCEPCIÓN ALGUNA en todas las organizaciones tanto públicas cómo privadas sean sobre listas abiertas, con voto universal, secreto y no ponderado y qué, además, el acceso a esas listas se pueda obtener mediante un número de apoyos mínimo.

Y SEGUNDO, regulando por Ley qué ABSOLUTAMENTE TODAS LAS VOTACIONES SIN EXCEPCIÓN ALGUNA en todos los organismos y órganos tanto públicos cómo privados DEBAN SER SECRETAS, de forma qué se garantice qué se pueda votar en conciencia sin estar condicionado por posibles presiones o represalias por emitir un voto que rompa la tan cacareada "disciplina de partido".

Para asegurar su cumplimiento todo ello debe quedar reflejado en la Constitución para que no pueda ser ni alterado ni manipulado sin que nosotros seamos quienes tomemos esa decisión.

La Separación de Poderes

En el Estado, en cualquier Estado, existen diferentes Poderes pero ninguno de esos Poderes debe de ser ni el de los políticos ni, sobre todo, el de sus organizaciones, los partidos, así cómo no debe ser el de ningún "poderoso" ni el de sus organizaciones.

El número y la dependencia o independencia de estos Poderes, la forma de decidir a quien corresponden, sus ámbitos de actuación y cómo se fiscalizan los unos a los otros, es decir la Separación de Poderes, revela el nivel de Democracia y Libertad de cada Estado.

Por desgracia, partidos políticos y poderosos instrumentalizan tanto la representatividad cómo la separación de poderes en nombre de una supuestamente conveniente "gobernabilidad".

El qué esa "gobernabilidad" sea necesaria es una falacia qué en realidad busca concentrar el Poder en unas solas manos.

Esa concentración es nociva para el Pueblo porque permite eludir la dispersión y separación de poderes que garantiza el nivel de Libertad y Democracia de los Pueblos.

Además, implica qué una parte de ese Pueblo jamás alcance ninguna cota de poder mientras otra parte de ese pueblo, por el hecho de ser mayoritaria, ejerce ese poder.

Y eso llega al extremo de qué en ocasiones pasen años, incluso decenios, con el Poder de todos en manos tan sólo de los representantes de una parte de ese Pueblo.

Es evidente qué el que medio Pueblo o algo menos no se sepa ni sienta representado no es la mejor forma de tener una sociedad sana.

Tan sólo es algo conveniente para algunos que pretenden imponer al Pueblo sus ideologías políticas o utilizar el Poder en beneficio propio.

Además, esos desequilibrios artificiales del proceso democrático tendentes a "facilitar la gobernabilidad" se traducen en procesos de "alternancia en el poder" qué tienen como primera consecuencia una profunda división de la sociedad y un enquistamiento de la falta de acceso al Gobierno de las minorías y cómo segunda consecuencia un gasto desaforado cuando al producirse la alternancia en el Poder los nuevos ocupantes del mismo deshacen todo o gran parte de lo hecho por los previos y restituyen lo que ellos hicieron anteriormente y qué fue deshecho por los previos.

Para evitar eso todos los Gobiernos, desde el local del más pequeño núcleo de población hasta el de la Nación Spana deben ser Gobiernos de Consenso de modo qué todo el Pueblo a través de sus Representantes forme siempre sus Ejecutivos.

No hay que caer en la falacia de que se debe "facilitar la gobernabilidad":

Nosotros no escogemos a nuestros representantes para que tengan un trabajo fácil y regalado.

Les escogemos para qué nos representen, acuerden en nuestro nombre y lleven adelante la mejor gobernación posible para todos nosotros, no tan sólo para una parte, cueste el trabajo que cueste.

Qué una buena parte de nosotros a través de quienes nos representan quede relegada a poco más que el derecho al pataleo no hace más qué crear fractura social y debe evitarse a toda costa.

Por lo general se entiende que existen tres poderes, a saber:

  1. El Ejecutivo
  2. El Legislativo
  3. El Judicial

Además se acepta que existe, de facto, un "Cuarto Poder" independiente, originalmente adjudicado a la prensa escrita qué a día de hoy podemos entender que corresponde a los Medios de Comunicación.

Sin embargo el avance tecnológico que ha facilitado la universalización de la capacidad de comunicación hace que haya que considerar también a las Redes Sociales más qué cómo parte de ese "Cuarto Poder", cómo un nuevo "Quinto Poder", que hoy y ahora nosotros por primera vez enunciamos y declaramos, un Poder aún mucho más independiente porqué es la Voz Directa del Pueblo.

Es precisamente el avance en las Libertades y las Garantías que esos Cuarto y sobre todo Quinto Poder han dado a los Pueblos lo que evidencia con más claridad qué la diversificación de Poderes es lo mejor para asegurar la Libertad del Pueblo.

En el Estado Spano se podrían, por ejemplo, incorporar a esos tres "Poderes Originales" y a esos cuarto y quinto "Poderes de facto", al menos diez Nuevos Poderes, quedando todos ellos conformados así:

  1. El Rector
  2. El Supervisor
  3. El Ejecutivo
  4. El Legislativo
  5. El Judicial
  6. El Sanitario
  7. El Educativo
  8. El Científico
  9. El Informativo
  10. El Económico
  11. El Productivo
  12. El Natural
  13. El Militar

La separación de Poderes garantiza la Libertad, la Democracia y Autoridad de los Pueblos y es irrenunciable para el Pueblo Spano.

Debemos entender que a mayor y más diversificada sea esa separación, mayores son las Garantías de qué ninguno de esos Poderes pueda actuar para acumular Poder y hurtarle al Pueblo Spano su Libertad y Autoridad sin qué el Pueblo, a través de los otros Poderes del Estado, podamos actuar para impedirlo.

Es algo lógico y sencillo de entender:

La División de Poderes impide qué cualquier Poder se imponga o influencie a otro u otros Poderes pervirtiendo, dificultando, minimizando o impidiendo su actuación, necesaria para el buen funcionamiento del Estado Spano.

Existiendo sólo Tres Poderes uno de ellos tan sólo precisa duplicar el Poder qué controla o adquirir poco más de la mitad del poder controlado por otro de ellos para tener tanto Poder cómo los otros dos juntos y si dos de ellos se alían o quedan bajo el mismo control pueden dominar al restante.

Si dividimos el Poder del Estado en Trece o más Poderes, como este ejemplo sugiere o de cualquier otra forma que decidamos, el qué uno de ellos crezca lo suficiente cómo para dominar a los otros Doce sin que eso sea percibido y corregido es materialmente imposible, al igual qué el que se produzca la alianza de los suficientes de ellos cómo para dominar al resto.

Además, cómo los diferentes Poderes son siempre celosos de sus atribuciones, una división amplia evita qué, por error o por tendencia, quien controla un Poder priorice una parte de este sobre otras en detrimento del adecuado funcionamiento del Estado.

La independencia de los Poderes del Estado

Todos y cada uno de los Poderes del Estado deben de ser independientes de los demás.

El defectuoso funcionamiento de los estados actuales se origina en el hecho de que esa separación no es realmente efectiva:

Un ejemplo aclaratorio

Quizás la forma de entender la estructura que se sugiere para nuestro futuro Estado Spano sea imaginar la estructura de organización y mando en un navío:

El timonel, el Ejecutivo en este caso, se ocupa de llevar el barco allá donde el Capitán le ha ordenado, por la ruta que le ha marcado y en la forma que ha decidido en función de las instrucciones y disposiciones de los Armadores que son los dueños del navío y la mercancía además de los pasajeros del barco.

El Capitán, el Monarca Electo en este caso, toma las decisiones y da las órdenes para cumplir con las instrucciones y disposiciones de los Armadores, el Pueblo Spano constituido en diferentes Poderes Cualificados.

Los Poderes Cualificados están conformados democráticamente por todos y cada uno de nosotros siempre qué participemos de la actividad de la que se ocupa cada Poder, pudiendo individualmente participar en uno o más Poderes.

Los Pilotos se corresponden con el Poder Supervisor, nuestros Príncipes y Princesas que ya jamás podrán reinar, que asesoran al Capitán y están a su vez a sus órdenes y además tienen el encargo de los Armadores, de todos nosotros, de convocarnos a decidir si observan alguna actuación anómala del Capitán o de alguno de los Poderes en los que estamos integrados.

Cuando un partido o una coalición de partidos alcanza a gobernar domina el poder Legislativo lo que le permite conseguir el Poder Ejecutivo y, por pura lógica, debe de haber en el Poder Judicial un cierto número de personas afines a ese partido o coalición de partidos.

En esas circunstancias la separación de poderes deviene en algo tan sólo nominal pero si, además, el sistema de elección incluye directa o indirectamente al Poder Judicial, la independencia de este desaparece ya qué el partido o la coalición que consigue el Legislativo y obtiene el Ejecutivo también conseguiría el Judicial.

Para que la separación de Poderes sea realmente efectiva los Poderes del Estado deben ser independientes unos de otros, tanto en su sistema de elección cómo en su propio Gobierno.

La Cualificación de los diferentes Poderes del Estado

Podemos sentir la tentación de querer tener parte todos en la elección de cada Poder pero eso destruiría su independencia cómo sucede en la actualidad en la qué el Ejecutivo y el Legislativo tienen ese mismo origen y uno proviene del otro.

Lo que hay que hacer es destruir esa dependencia haciendo que tan sólo el Ejecutivo sea un Poder no Cualificado y tratando al Poder Legislativo de igual forma que se trata (o al menos se debería tratar) al Poder Judicial que es o debe ser un Poder Cualificado.

En consecuencia el Poder Legislativo debe estar compuesto tan sólo por Legisladores,, Juristas que hayan optado por la Carrera Juridics y accedido a la misma por Oposicion que Certifique su cualificacion y qué, al igual que los Jueces se ocupan de juzgar sobre las Leyes establecidas y aprobadas por todos, se ocupen en crear y dar forma a las Leyes deseadas y solicitadas por todos para que estas sean justas y correctas, ajustadas a Derecho,, a la Constitución y al resto del Corpus Legal existente.

Y los Legisladores, al igual que los Jueces, deben elegirse y gobernarse a si mismos.

Con el resto de Poderes del Estado debe suceder exactamente igual:

Todos ellos deben ser Poderes Cualificados formados tan sólo por aquellas personas cualificadas que se dedican a ello y que deben elegirse y gobernarse a si mismos, con independencia de lo que el resto de nosotros queramos.

Aunque no nos resulte evidente porque se ha procurado qué no tomemos conciencia de ello, es algo tan necesario cómo el qué las decisiones sobre nuestra salud las tomen doctores en medicina y no dependan de la "voluntad popular".

La pandemia del COVID-19 certificó precisamente este extremo:

Si las decisiones sanitarias las hubiera tomado un Poder Sanitario totalmente independiente de los "representantes del pueblo", en realidad los políticos en función de los intereses de sus partidos o de los poderosos que les apoyan cuando no que los manelan, se habría actuado mucho antes y mejor siguiendo lo qué multitud de doctores, veterinarios y otro personal sanitario demandaba y que tan sólo llegó a aplicarse en unos pocos estados en todo el mundo.

Que todos formemos parte de un mismo pueblo no significa qué todos estemos cualificados para tomar democráticamente las mejores decisiones para nuestro pueblo y por ello cada Poder Cualificado del Estado lo deben integrar tan sólo aquellos de nosotros cualificados para tomar las mejores decisiones para todos nosotros en el ámbito de ese Poder.

Y para que ninguno de los Poderes del Estado, centrado únicamente en su propio interés, actúe de forma inconveniente para el resto del Estado Spano se debe articular la existencia de un Poder Supervisor con la capacidad de detener a cualquier otro Poder del Estado y llamar al Pueblo o a la parte del Pueblo Cualificada para actuar en ese Poder, a volver a votar.

La mayor División y Diversificación de Poderes posible junto con la Cualificación e Independencia de todos y cada uno de ellos es la Máxima Garantía de la Libertad, la Democracia y la Autoridad del Pueblo Spano

 

 

Comentarios

Bueno Bosco,

Imagina una situación en la que todo el Poder está en manos de una sola persona, bien sea un Tirano, un Dictador o un Rey Absolutista.

No parece algo muy deseable, ¿verdad?.

En una situación así no importa lo que piense o quiera nadie, se hace lo que dice esa persona y punto.

Por eso queremos la Democracia, para que la opinión de todos y cada uno de nosotros cuente.

Imaginemos ahora qué escogemos a alguien para que nos gobierne y le damos todo el poder...

¿Que le va a impedir convertirse en Tirano, Dictador o Rey Absolutista?

Nada porque todo el Poder lo tiene él.

De ahí se llega a la conclusión de que el Poder debe dividirse para que unas partes del Poder vigilen que las otras no se extralimiten, lo que admite poca discusión.

El problema es que si bien los poderosos se ven forzados a acceder a eso, han de neutralizarlo de alguna forma, y la forma en la que lo neutralizan es reduciendo al máximo esa división del Poder, estableciendo que los poderes del Estado son tan sólo tres, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

Así nos quedamos todos tranquilos y vivimos felices, incautos de nosotros...

Pero lo cierto es que esa división clásica en tres poderes es una falacia:

Quien gana unas elecciones o se alía con otros para imponerse, obtiene el Ejecutivo y domina en muchos casos el Legislativo, además de los partidarios con los que pueda contar en el Poder Judicial.

De hecho en los países más democráticos el Judicial es el Poder más independiente y "molesto" para los otros Poderes así qué...

¿Porque no añadir más Poderes que sean tan democráticos cómo el Ejecutivo o el Legislativo y tan independientes cómo el Judicial?.

No hay nada que lo impida salvo el interés de los Poderosos qué nos quieran controlar y es la mejor forma para garantizar que a quien nos quiera someter le resulte imposible hacerlo.

Existiendo tres Poderes en cuanto dominas uno y medio ya controlas todo tu y, como comprenderás, conseguir dominar uno y la mitad de otro de ellos o algo más de la cuarta parte de los otros dos es mucho más sencillo que conseguir dominar dos de cuatro y dominar cinco de diez, por ejemplo, es aún más difícil.

En conclusión, a en más partes se fragmente el Poder, mayor es la garantía de qué quien en realidad va a mandar es el Pueblo, no nadie que por el medio que sea se haga con la mayor parte del Poder.