¿Porqué legalmente los indígenas son spanos?

Enviado por Sombra el Vie, 06/03/2020 - 23:46

Además de por su origen, todos los pueblos conocidos desde el descubrimiento de América son Spanos por un acto legal de Grandeza y generosidad qué buscó protegerlos.

No importa si se es o no católico ni si se considera o no lícito el reparto del mundo acordado entre los Reinos de España y Portugal y avalado por el Papa Alejandro VI.

No se deje distraer por ese tipo de alegatos y discusiones.

Sólo son fuegos de artificio de los poderosos, tanto nuestros cómo de otras naciones, y de las naciones mismas, para que nadie se fije en lo fundamental.

En un hecho legal inamovible qué está por encima de todo ello.

La decisión de la Reina Isabel la Católica de qué todos los habitantes, conocidos o no, contactados o no, de la zona del mundo qué ella entendía que quedaba bajo su responsabilidad, eran sus vasallos.

El qué la partición del planeta acordada entre España y Portugal y avalada por el Papa Alejandro VI fuese o no fuese lícita, legal o justa no es relevante.

Tampoco lo es el que otros reinos o países lo aceptasen o no.

Ni que los nativos, indígenas o aborígenes lo supieran, aceptaran o incluso qué lo quisieran.

Todo eso da exactamente igual, llaman su atención sobre ello porque no importa.

Olvídelo si lo desea.

Tenía todo el Derecho y fue legal

Era Reina.

Ninguna Ley o norma la limitaba para conceder la condición de vasallo a cualquiera en las tierras qué consideraba su reino... o en cualquier lugar del mundo, de hecho incluso en otro reino o nación, hasta en las europeas de la época.

Bastaba su voluntad y su decisión.

Nadie lo tenía que votar, aprobar o aceptar.

Eso es indiscutible.

Tan indiscutible cómo si hoy en día el Jefe del Estado de cualquier País, con autoridad para ello, decide conceder la ciudadanía a quien desee concedérsela.

Esa concesión sería, fue y es un acto legal inamovible.

Lo importante es la declaración.

Qué todos los que habitaban esas tierras y las que se siguieran descubriendo eran sus vasallos.

Y lo es por tres razones:

  1. Porqué su decisión fue consciente y voluntaria
  2. Porqué no fue condicionada
  3. Y, sobre todo, es de Ley e inamovible porqué implicó qué todos ellos fuesen considerados seres humanos

Por muy horrible e increíble que nos parezca hoy... por mucho que se haya intentado que sea olvidado e ignorado...

...antes de esa declaración todos los indígenas, a efectos legales y prácticos, para los monarcas hereditarios europeos habituados a poseer tanto sus reinos cómo a sus habitantes durante siglos de relación feudal, sólo eran "cosas", "mercancía" cómo lo pudiera ser una res o un caballo.

No eran seres humanos.

Consciente y voluntaria

Nada ni nadie forzaba a la Reina Isabel a tomar esa decisión.

Ella, cómo cualquier otro Monarca europeo de la época, cómo aún siguieron haciendo durante siglos todos ellos, pudo haber seguido callada sin definir lo que eran todos los nativos que vivían en esas tierras recién descubiertas y las que quedaban por descubrir.

Y de hecho jamás nadie más lo reconoció, lo asumieron de facto siglos después, forzados por la decisión de España, pero jamás hicieron una declaración legal.

Gracias a esa declaración el resto del mundo SE VIO FORZADO A ACEPTAR que los indígenas eran seres humanos, no bestias, animales que se podían tratar como ganado, como mercancía.

No condicionada

Tampoco les impuso ninguna condición para ser sus vasallos.

Ni siquiera, cómo dejó claro en su testamento, el qué aceptasen ser cristianos.

Ni que pagasen impuesto alguno.

NADA.

Ninguna condición.

Ordenó, si, que se hiciese la guerra a aquellos que fuesen hostiles.

Y a los qué se negasen a abandonar las prácticas que ella consideraba infames e inhumanas, cómo el canibalismo.

Y también a los que no permitieran a los misioneros decir lo que tuvieran que decir.

Y que fuesen instruidos.

Y que sus poblados alejados fuesen traídos junto a los de los españoles, los spanos.

Y que fuesen cuidados y atendidos cuando enfermaban, mientras otros les apartaban e ignoraban cuando no les masacraban.

Y muchas más cosas.

Pero nada de eso fue una condición para ser sus vasallos.

Seres humanos

Suena muy cruel e inhumano pero es la realidad aunque a ningún país ni poderoso le interesa decirlo ni que se sepa.

En aquel tiempo nadie consideraba a los indígenas, a los nativos, a los aborígenes "no civilizados", seres humanos.

De hecho para muchos otros pueblos y naciones "civilizadas" siguió siendo así durante siglos.

Incluso peor puesto qué los seguían considerando igual tras "haber sido civilizados".

Por ello podían legal y moralmente ser tratados como lo fueron muchos otros pueblos:

Cómo animales, como ganado que se podía capturar y utilizar en el mejor de los casos y, en el peor, como alimañas, cómo una plaga que expulsar o aniquilar.

Ella no.

Ella entendió que eran personas, seres humanos y con su decisión no sólo los definió cómo seres humanos.

Confirió personalidad jurídica y derechos cómo españoles a todos aquellos que estuviesen en las tierras, descubiertas o no, de la zona del mundo que ella consideraba que el Papa Alejandro VI había aceptado que quedaba bajo su responsabilidad a cambio de difundir la religión cristiana católica en ella.

Nadie más lo hizo.

Durante siglos para el resto del mundo todos los indígenas, los nativos, los aborígenes, siguieron siendo "mercancía", animales que capturar, domar y utilizar o que expulsar o aniquilar si resultaban molestos u ocupaban tierras que ellos deseaban.

Mercancía qué, como si fueran animales salvajes, podía ser capturada, comprada, vendida, domada y obligada a trabajar.

Y, lo qué es aún peor, animales qué se podía expulsar de las tierras de sus ancestros y a los que se podía matar y exterminar si no eran de utilidad o creaban problemas.

Una plaga que se podía exterminar si estorbaba.

La esclavitud

En aquella época Europa estaba aún en la Edad Media.

Lo que los Reyes Católicos y sus sucesores decidieron hacer y legislaron tras descubrir América hizo qué primero España y luego, forzados por ello, el resto de naciones, abandonase la feudal Edad Media y siguieran avanzando.

Los Reyes Católicos y sus sucesores fueron los primeros que establecieron legalmente el principio de:

  • Los Derechos Humanos.
  • Los Derechos de los Trabajadores.
  • Los Derechos de las Mujeres
  • Los Derechos de la Infancia.
  • Y el Derecho a la Educación

Y este último hasta el extremo de proyectar, dotar y extender ésta hasta la Enseñanza Universitaria, lo que puede parecer asombroso por su amplitud e inmediatez.

Pero lo auténticamente asombroso no fue el inmenso trabajo e inversión qué a nivel económico y humano requirió crear y establecer toda esa estructura educativa.

¡Lo auténticamente asombroso fue, en aquel mundo donde no existía ningún colegio, escuela, instituto ni Universidad ni nadie sabía para que podría servir estudiar una carrera, concienciar y convencer a la población indígena de qué sería muy valioso para sus hijos realizar y completar ese periplo académico qué apartaba a sus hijos de las labores tradicionales y privaba a las familias y a sus comunidades de fuerza laboral!

Detengase un momento a reflexionar sobre ello porqué, aún hoy en día, son muchos los padres qué no alcanzan a ver la utilidad de que sus hijos e hijas estudien si con ello descuidan el trabajo o el negocio familiar.

Así púes, si la asombrosa inmediatez de que en algo más de medio siglo desde el Descubrimiento se fundasen tres Universidades nos habla del interés y la intensidad puesta en fomentar la creación de un sistema educativo, el hecho de qué hasta 1.810 se fundase un total de veintisiete Universidades nos habla de la amplitud y continuidad de ese propósito y el que tan sólo una de ellas resultase fallida, la Real Universidad de La Plata, en Sucre, Bolivia en 1.552, del rigor con el que se decidía proceder a esas fundaciones.

Pero, aunque la educación y el conocimiento nos hace libres, lo que también certifica el trato que desde la Corona Española se pretendía dar a los indígenas, contrario a que se les esclavizase, volvamos al tema de la esclavitud porque en aquel momento, hace más de medio milenio ya, cuando se descubrió América, la esclavitud era una práctica aceptada en todo el mundo, no sólo en Europa.

En la cristiandad se entendía que sólo se podía hacer esclavos a los enemigos de guerras justas o a quienes se hubieran levantado en armas contra su Señor o su Rey.

En Europa, en todas las naciones, existían esclavos europeos casi de cualquier otra nación que se hubiera enfrentado a la propia.

También se podían poseer, desde el punto de vista actual tener esclavizados, a los nativos de los pueblos que se iban conociendo, en especial a los negros africanos, porque sencillamente no se les consideraba personas, eran "cosas", "animales", que se podían adquirir y poseer.

Esto no era algo nuevo ni una imposición de la religión cristiana y menos aún de la Iglesia Católica.

Sencillamente era así.

En las Sagradas Escrituras, en la Biblia, leemos en el Antiguo Testamento, antes de Jesús y mucho antes del Cristianismo y la Iglesia Católica, que los israelitas primero fueron esclavos de los egipcios, luego que ellos mismos tenían esclavos.

En la antigüedad clásica es conocido qué todas las culturas, incluidos tanto griegos como romanos, tenían y hacían esclavos.

El islam tomaba y hacía esclavos, de hecho los musulmanes eran los primeros y mayores esclavistas de los negros africanos, los que hacían razias en el África profunda para capturarlos y luego los transportaban en largas cuerdas de esclavos encadenados hasta las costas.

Allí los musulmanes comerciaban con ellos, vendiéndolos sobre todo a ingleses y portugueses.

Aún hoy hay naciones islámicas donde la esclavitud es una práctica solapada pero existente, sobre todo en el caso de mujeres aunque, al parecer, se hace circular mucho dinero para ocultarlo pues casi nadie habla de ello.

En todas las tierras que fueron y serían descubiertas después de América y en esta misma para los indígenas tomar esclavos era algo usual y en algunas culturas incluso se les usaba para sacrificios humanos o para devorarlos.

Caribes, Aztecas, Incas, Mayas, etc lo hacían con los pueblos con los que guerreaban o tenían sometidos, pero no eran los únicos.

En la Polinesia y en Australia también, al igual qué en resto de islas del Índico y el Pacífico.

Y nadie, nadie nunca jamás, se había preocupado de darles a esas gentes el menor de los derechos ni la más mínima protección legal, de hecho ni siquiera a darles la consideración de seres humanos.

La Reina Isabel la Católica no sólo les dio la consideración de seres humanos si no qué les hizo sus vasallos, les hizo españoles, hispanos, spanos.

¿Qué significa ser vasallo?

A día de hoy, y más si usted es ciudadano de una República, lo de ser vasallo no parece ser nada bueno.

La mayoría de personas piensa qué es similar a ser "esclavo" y nada más lejos de la realidad.

En aquel tiempo, hace ya más de cinco siglos, en cualquier lugar de Europa, ser vasallo era la categoría más alta de ciudadano.

Hasta la Revolución Francesa en 1789 tan solo existían Reinos y sus habitantes podían ser:

  1. Esclavos, carentes por lo general de ningún derecho.
  2. Siervos, ligados a la tierra y a quien la poseía, sin apenas derecho alguno y que quedaban desamparados si eran expulsados de ella.
  3. Súbditos, dependientes de un Señor y del Monarca a través de este o del Señor del que dependiese el suyo.
  4. Vasallos, dependientes directamente del Monarca reinante.
  5. Nobles, que siendo súbditos y vasallos también, además tenían la confianza del Rey y este les concedía algunas prerrogativas.

Genéricamente todos los habitantes de un Reino eran, por definición, súbditos, lo qué sería equivalente a decir "pertenecientes a una nación" o, si se prefiere, "ciudadanos".

Esto era así porque se entendía que los reinos pertenecían a los Reyes, eran su posesión, no a los pueblos y, en consecuencia, una persona, cualquier persona, no era de su tierra, de su país, si no que era de su Rey.

En el caso de los qué tan sólo eran súbditos esa "nacionalidad" o "ciudadanía" no era "directa" si no dependiente de un Señor qué, a su vez, podía ser súbdito o vasallo de otro Señor y así sucesivamente hasta llegar al Señor más importante que era súbdito o vasallo del Monarca, del Rey.

En consecuencia ellos pertenecían a un Reino en función de que su Señor siguiera perteneciendo a ese Reino.

Un vasallo del Rey o la Reina no.

Ser vasallo del Monarca significaba lo mismo que significa hoy en día ser ciudadano de pleno derecho.

Esto era así hasta el extremo de que incluso algunos Reyes llegaron a ser vasallos de otros Reyes.

Aclarado esto, la declaración de la Reina Isabel de qué todos ellos eran sus vasallos implicó que les asistieran los mismos derechos y seguridades que a cualquier otro español de la máxima categoría.

Y lo hizo sin condicionarles en modo alguno, es decir, no dijo "son mis vasallos a cambio de..." ni "si cumplen (o aceptan) tal cosa son mis vasallos" ni "si dejáis de ser lo que sois podréis ser mis vasallos" es decir, no les requirió ninguna obligación.

Ni siquiera les obligó a dejar de ser lo que fueran ni a dejar de depender, si así lo querían, de los Señores de los que dependieran, entendiendo que ellos en sus Pueblos podían tener entre si relaciones equivalentes a las descritas.

Al hacerlo así, si alguien estaba sometido y esclavizado por otro Pueblo o persona quedaba automáticamente manumitido, liberado.

Si se debía a un Señor, llámese Jefe, Cacique o como se llamase, si era su "súbdito" por la fuerza, coaccionado, cómo vasallo de la Reina de España quedaba libre de esa obligación.

Pero si lo era porque deseaba serlo, porque ese Cacique era el Jefe, el Rey, de su Pueblo, seguía obligado a él.

Y si uno de esos Jefes era "vasallo" de algún Jefe mayor o de un Rey, seguía conservando su rango y posición y se debía a la Reina a través de su superior.

Es decir, respetó la estructura social que tuvieran mientras que liberaba a los esclavizados y oprimidos por la fuerza.

¿Cómo se entiende entonces la "Conquista"?

Hay que leer las Bulas Alejandrinas para conocer que implicaban.

El Papa Alejandro VI lo que hace es mediar entre dos Monarcas Católicos en disputa para qué, una vez alcanzado un acuerdo lo respeten, ordenándoles a los unos qué se limiten a actuar en determinada zona y a los otros en la otra tal y cómo ellos han acordado.

Además, a los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, les encargó velar por los indígenas que morasen en las tierras que encontrasen en su zona y difundir entre ellos la religión católica.

¿Cómo sería algo así hoy en día?

En términos "civiles" actuales eso sería equivalente a qué una autoridad aceptada por una amplia parte del mundo, cómo por ejemplo el Presidente de la ONU, le ordenase al máximo dirigente de cualquier país que se ocupase de los habitantes que viviesen en determinadas tierras y qué les transmitiera todas las Declaraciones de Derechos de la ONU.

Obviamente algunos discutirían que el Presidente de la ONU tuviera autoridad para ordenar eso, o potestad para tomar esa decisión, en especial si ellos no formasen parte de la ONU o si eso fuese en contra de sus intereses nacionales.

Muchos poderosos tanto de ese país como de otros también procurarían interferir si "comercialmente" no les resultase conveniente o limitase sus "beneficios" o las cosas que podían hacer para obtenerlos.

Y si, Conquista hubo, la de los pueblos que tenían oprimidos y esclavizados a otros pueblos, pero los españoles lo que hicieron fue aglutinar en torno suyo a esos pueblos oprimidos y esclavizados, ayudándolos a combatir y a liberarse.

Y también se conquistó a los indígenas que se negaban, no a adoptar la religión católica, si no a abandonar las prácticas qué eran y son consideradas abominables, como el canibalismo.

Y a quienes no permitiesen qué sus pueblos fuesen informados sobre esta.

Llevado eso a términos civiles actuales, sería cómo si las Fuerzas Armadas de ese país encargado por el Presidente de la ONU de procurar el bien de los pueblos de una zona y darles a conocer todas las Declaraciones de Derechos de la ONU actuasen contra aquellos que se negasen a abandonar las prácticas que contraviniesen esos Derechos o que impidiesen que a sus ciudadanos se les diera conocimiento de ellos.

Nuevamente habría países no integrados en la ONU opuestos a que se aplicasen esos Derechos o se diesen a conocer porque ellos no los respetan y poderosos en cualquier país, aun de los integrados en la ONU, a los que tampoco les interesaría porque les impedirían ganar lo que estaban ganando al infringirlos.

A todos los efectos, en aquel momento hace ya mas de medio milenio, el cristianismo y sobre todo la religión católica, era en cierto modo la ONU porque sus doctrinas morales qué hablaban de paz y hermandad entre todos los seres humanos estaban muy extendidas y eran muy aceptadas.

Los indígenas que oían esos principios morales los reconocían porque eran los mismos que les enseñaron aquellos dioses blancos barbados, y los adoptaban de lo cual tenemos seguridad porqué hay un dato muy interesante que lo evidencia:

En los 318 años que gran parte de América fue España, desde la península hasta América tan sólo se desplazaron unos ciento cincuenta mil españoles.

150.000/300 = 500 spanos por año

Eso plantea una disyuntiva:

Aunque los spanos somos los más fieros y terribles guerreros del Universo, que lo somos, o somos inmortales o ahí falla algo.

Ni Incas, ni Mayas, ni Aztecas ni ninguno de los otros pueblos que si fueron conquistados, eran precisamente "niños de pecho" si no más bien fieros y decididos guerreros y un promedio de 500 españoles al año no pudieron derrotarlos.

Alguien les debió de ayudar...

...o más bien ellos ayudaron a alguien, a los pueblos sometidos y sojuzgados por esos pueblos opresores, esclavistas y hasta caníbales qué si fueron Conquistados.

¿No son ciertos los desmanes, injusticias y atrocidades que se cometieron?

¡Oh si!

Lo son.

Recordemos que incluso en la misma España había muchos poderosos (y muchos ignorantes, como los hay en todos los países aún hoy en día, que se dejan engañar y manipular, o que cierran los ojos porqué creen qué "les conviene") a los que les interesaba cometer, o que se cometiesen, esos desmanes, injusticias y atrocidades.

Pero hay otra cosa muy cierta que se ignora y se procura obviar y que una simple pregunta evidencia:

¿Porque millones y millones de esos indígenas se asociaban con los spanos?.

No tiene ninguna lógica a menos qué, en muchos de esos pocos spanos, apenas quinientos por año, identificasen a sus hermanos, a aquellos con la misma Grandeza, con el mismo espíritu que siglos, milenios antes, sus leyendas y tradiciones les enseñaban que les habían traído esos "dioses blancos barbados" llegados por mar que se fueron, también por mar, diciendo que regresarían.

Dioses blancos barbados que quizás, sólo quizás, eran los spanos Atlantes antecesores de esos spanos españoles, que ahora convivían con ellos y les acababan de liberar de los pueblos que les esclavizaban y oprimían.

¿Qué indios, indígenas, nativos, aborígenes, o cómo se quieran llamar ellos u otros les denominen, son entonces hoy spanos?

Dado que la condición de spano se hereda y es irrenunciable en realidad lo son todos los descendientes de aquellos que estaban dentro de las lineas de demarcación que delimitaban el territorio qué le correspondía a España cuando la Reina Isabel I la Católica tomó esa decisión e hizo esa declaración formal:

Mapa mostrando las lineas de demarcación acordadas en Tordesillas entre España y Portugal
En este mapamundi que muestra las líneas de demarcación acordadas entre España y Portugal en el tratado de Tordesillas se aprecia la zona Portuguesa coloreada en amarillo. Lo coloreado en naranja a izquierda y derecha era España y la declaración de vasallaje fue extensiva a todos los pueblos existentes en ella cuando se proclamó.

 

Nadie está obligado a ser spano pero, al igual que nadie está obligado, a ningún descendiente de los integrantes de esos pueblos comprendidos dentro de las líneas de demarcación se le puede negar serlo si lo desea.

Cómo hemos dicho, muchos intereses tanto de naciones como de poderosos, incluidos algunos españoles, buscaron la ruptura y disgregación de todo eso en función de sus intereses económicos, militares e ideológicos.

Al igual que entonces, hoy hay muchos intereses políticos, económicos, militares e ideológicos, tanto de naciones como de poderosos y partidos políticos, a quienes no les conviene qué los descendientes de esos pueblos se sepan y quieran ser spanos.

El mismo Estado Español actual pone problemas y exige mil requisitos para reconocer la nacionalidad española y sólo a los qué pueden demostrar tener ascendencia "española" en algún grado, ignorando y desoyendo "convenientemente" el derecho de los descendientes de todos esos pueblos que la decisión de Isabel I la Católica hizo spanos.

La futura Supernación Spana no lo hará.

Moralmente tenemos la obligación de hacer Honor a los compromisos adquiridos en el pasado y más aún con los Pueblos que con los Gobiernos:

Los compromisos entre Gobiernos se pactan muchas, demasiadas veces, en función de los poderosos qué, desde "fuera de escena", manipulan a esos Gobiernos y eso da una base para qué sean denunciables y renegociables.

Los compromisos con los Pueblos no.

Y más este que se produjo sin necesidad ni obligación ni condición alguna, tan sólo motivado por el deseo de dar personalidad jurídica y brindar protección a quienes no eran considerados por nadie entonces seres humanos si no tan sólo animales o simple mercancía.

O una plaga que se podía y convenía exterminar.

Esa declaración les hizo españoles, hispanos, spanos, les dio derechos y les reconoció cómo seres humanos.

Para nosotros, para los españoles, para los spanos.

El resto del mundo se resistió durante siglos a aceptar que fueran seres humanos y que tuvieran cualquier tipo de derechos.

Ese acto de la Reina Isabel la Católica fue la máxima expresión de la Grandeza Spana y debe ser y será sostenido y respetado.