¿Recuerda la película Matrix?

Enviado por Sombra el Lun, 02/03/2020 - 04:14

Si no la vió o no la recuerda, contaba que la humanidad estaba conectada a una gran matriz informática, a una máquina.

Esta hacía que cada ser humano "viviese" una realidad falsa, virtual, mientras que en realidad todos estaban en animación suspendida conectados a la máquina.

Pero algunos seres humanos, desconectados por accidente, cobran conocimiento de la realidad y comienzan a buscar a otros seres humanos con capacidad para alcanzar la realidad y ser desconectados de la máquina.

Intentan ser los suficientes cómo para poder retomar ellos el control de la situación y devolver la libertad a toda la humanidad.

¡Bienvenido al auténtico Matrix!

Prepárese para un cambio de consciencia.

Prácticamente nada de lo que usted supone como cierto, de lo que todos suponemos como cierto, de lo qué nos han enseñado, de lo qué la historia nos cuenta, no en cuanto a hechos aunque en muchas ocasiones también, si no en cuanto a lo que motivó esos hechos y, sobre todo, de las consecuencias que tuvieron, es cierto.

En la película, la realidad de todos los humanos conectados a la máquina es virtual y la máquina a la que están todos conectados, sometidos, es lo real.

Aquí no.

Aquí es al revés.

Aquí la máquina es lo que es virtual.

Nosotros vivimos nuestra realidad, tangible, auténtica, real valga la redundancia.

Y la máquina es virtual, invisible, intangible, imperceptible, oculta...

...pero no por ello es menos real y eficaz.

Está ahí, haciendo su trabajo sin qué nosotros, la inmensa mayoría de nosotros, lo veamos ni percibamos.

MANIPULANDONOS

Algunas veces casi caemos en la cuenta, pero la misma máquina se ocupa de eliminar ese recuerdo o de minimizarlo.

Lo hace provocando que algunos de nosotros hagamos algo que capte la atención de los demás, o dándole más difusión, más importancia de la que realmente tiene, a algún suceso acaecido.

Y sobre todo atacando, descalificando, a aquellos que descubren la máquina y la señalan.

Engañados y manipulados

Si, se que en este momento está pensando lo mismo qué pensé yo cuando tuve la percepción, lo mismo que Neo en la película cuando se enfrentó por primera vez a la realidad y vio, cobró conciencia de la máquina:

"No es posible, es una locura"

Pero no, no lo es.

Y tampoco es una "teoría de la conspiración".

Es la increíble realidad.

Lo que hace que nos sea tan inaceptable, tan difícil de ver, es que no es una cosa de ahora, no es algo nuevo si no algo que lleva coexistiendo con nosotros desde el principio de los tiempos.

En el origen de todo

La maquina empezó a existir cuando aún estábamos en las cavernas, cuando algunos seres humanos, quizás más inteligentes pero menos éticos, se dieron cuenta de qué podían aprovechar sus conocimientos sobre la naturaleza para influir en sus congéneres, quizás más fuertes pero menos despiertos.

Así algunos chamanes, algunos brujos, algunos hombres medicina, empezaron a atribuir a los "dioses" algunas de las cosas que ellos entendían y sabían predecir, controlar o provocar.

Pero el poder siempre es el poder.

Aún si se ha adquirido por mera fuerza física, la inteligencia acaba por alcanzar el poder y tomarlo.

En el principio de los tiempos la fuerza de uno se pudo imponer a la de los demás, pero eso no podía durar y no duró:

Nadie, por muy fuerte o cruel que sea, se puede enfrentar sólo a todos los demás y llegó el momento en el que la jefatura del grupo era para quién el grupo escogía.

Aquellos chamanes, brujos, hombres medicina se dieron cuenta de qué tenían que ser más sutiles, y empezaron a serlo.

Se atribuyeron ser los intérpretes de la voluntad de los dioses e impulsaron las religiones.

Y se aliaron con los poderosos que lo eran más por su fuerza que por su inteligencia haciéndoles caer en la trampa de, para hacerles más poderosos, aceptar que lo eran "por derecho divino", por designación de los dioses.

La pregunta clave

¿Tan tontos eran esos poderosos cómo para no ver la trampa en la qué caían, la dependencia en la qué se metían?

No es lógico.

Así que la razón debió ser otra.

Y sólo podía haber otra razón:

Que esos poderosos en ese momento no tenían tanto poder.

Ese es un momento oculto de la historia que se nos procura hurtar:

Cuando los jefes y reyes escogidos por sus pueblos mueren y sus hijos pretenden ocupar su lugar sin permitir que el pueblo escoja a otro que no sean ellos.

No se puede negar qué ese pueblo, si se le dice qué es la voluntad de los dioses que el hijo del rey electo siga siendo rey, no se opondrá y este seguirá siendo rey.

Y una vez reinando, teniendo el poder, hizo fuertes a aquellos qué eran afines a él y, haciéndoles fuertes, les hizo dependientes de él y de sus propios hijos.

Así nació un segundo poder institucional:

El de las monarquías hereditarias y su nobleza, respaldado y en ocasiones enfrentado por el primer poder, el de las religiones y sus iglesias.

Pero aspirantes al poder siempre han habido y no se iban a conformar.

Los poderes ocultos

A raíz de eso nacen las organizaciones secretas, como la masonería que quizás sea la más pública de ellas, pero no la única.

También nacen las diferencias religiosas.

Y unos y otros lanzan al pueblo contra sus contrarios para qué, dando sus vidas, ganen sus batallas sin ganar en realidad nada para si esas gentes y sus propios pueblos.

Pero... ¿Como podían conseguir eso?

Desde luego, no diciéndole a las claras a esas gentes, a esos pueblos, qué fueran a luchar y dar sus vidas por ellos.

Se usa la maledicencia y la mentira, el engaño y la provocación, se manipula al pueblo acudiendo a los sentimientos más atávicos.

Cuando no hay motivos reales de enfrentamiento, se crean o se provocan.

Y eso sigue siendo igual hoy en día.

Cada uno de ellos "construye" su propia "máquina" para manipularnos con mentiras y noticias falsas, exageradas, fuera de contexto, provocadas, falsificadas o malinterpretadas.

No hay un sólo Matrix

Igual que no hay un sólo pretendiente al poder, no existe una sola maquina virtual para manipularnos.

En el inicio de los tiempos las cosas les eran sencillas porque la comunicación entre los pueblos era lenta y difícil.

Eso permitía que las maquinas de los diferentes poderes funcionasen sin demasiadas interferencias, lo que las hacía muy indetectables.

Hoy ya no es así y gracias a nuestra capacidad de comunicación esas maquinas interfieren unas con otras y se evidencian.

Tan sólo hace falta otro poder que, cómo en el relato de El Rey desnudo, se atreva a alzar la voz y gritar que están ahí para que todos abramos los ojos y miremos.

Ese poder es este, el de los Forjadores, el del pueblo spano qué ha sido uno de los pueblos más maltratado y manipulado por esas máquinas virtuales a lo largo de la historia.

No sabemos, desconocemos, si existió una razón para que eso haya sido así, pero que lo ha sido es un hecho:

A lo largo de la historia todos los poderes han lanzado sus máquinas contra nosotros, bien para dominarnos y someternos, bien para dividirnos y debilitarnos.

Hoy empieza a acabar eso.

Usted que lo acaba de leer puede abrir los ojos, verlo, cobrar consciencia de que si puede leer esto es porque habla spano y lo habla porque usted mismo es un spano, un Forjador.

Y de qué lo más beneficioso para todos los spanos es que estemos unidos y actuemos unidos.

Y que EL PODER SEAMOS NOSOTROS, el pueblo spano, el Pueblo de los Forjadores.

Claro qué también puede optar por no abrir los ojos no mirar y no ver, escoger creer en las mentiras que le han contado hasta ahora, seguir siendo manipulado y, en consecuencia, débil, explotado y empobrecido por permanecer alejado de los suyos y disgregado.

No se que piensa qué puede ganar cerrando los ojos y dejándose manipular pero tenga la certeza de qué, gane usted lo que crea que va a ganar o no, el perjuicio que origina trabajando para mantener desunidos a los spanos es mucho mayor que ese beneficio.

Y tanto usted cómo sus hijos y los hijos de sus hijos y todos sus descendientes son spanos y sufrirán ese perjuicio, esa traición a su propio pueblo.

Sea cómo Neo, tome la pastilla correcta, abra los ojos y afronte la realidad.

Sea un Forjador, un Spano más.