América, primera desunión

Enviado por Sombra el Vie, 05/06/2020 - 20:38

Conocer América

Esto ha de ser necesariamente largo porque no se puede comprender la separación de los spanos americanos sin conocer su desarrollo previo al Descubrimiento y no se puede entender ese desarrollo sin prestar atención a la evolución de sus diferentes culturas y sus interrelaciones.

Y dentro de ese conocimiento esta el de sus tradiciones y leyendas así cómo la linea cronológica de su aparición, en especial las relacionadas con los "dioses navegantes" blancos y barbados porqué gran parte de lo acaecido tras el Descubrimiento sólo alcanza una explicación coherente en función de la realidad de esos "dioses navegantes".

Tampoco se puede ignorar la manipulación que se ha hecho de todo el proceso histórico, en ocasiones de forma expresa y consciente, en otras por mera inercia e incluso por seguidismo de la "verdad aceptada".

Si, MANIPULACIÓN, y vamos a ver y señalar las partes más obvias, las que cualquiera que se moleste en mirar, sin la menor necesidad de ser ningún historiador ni especialista, puede ver y entender.

Por ejemplo se baraja qué muchos pueblos alcanzaron América antes del Descubrimiento obviándose tanto el detalle fundamental de cuando ocurrieron esas arribadas al Nuevo Mundo cómo el bagaje que aportaron o no a esas civilizaciones.

Otro detalle que se obvia es la equiparación de las narraciones sobre los "dioses navegantes" con la arribada de los mismos, dándose por sentado que a cada narrativa le corresponde una arribada diferente:

No sólo es posible qué una misma arribada haya dado lugar a las narrativas de diferentes culturas, unas "heredadas" de otras, si no qué es altamente probable que ese sea el caso.

Esto no es nada nuevo ni desconocido, por ejemplo la narrativa y el culto de la Virginidad de María en la religión Cristiana Católica resulta lo bastante semejante al culto a la diosa Isis cómo para suponer la adopción, en todo o en parte, de este por la religión Cristiana Católica.

Algo similar sucede también con el culto Mitraico, fuertemente asentado entre los Legionarios Romanos y asimilado por la religión Cristiana Católica.

En América vemos ese proceso de asimilación en la manipulación de la narrativa de Paí Sumé por parte de la Compañía de Jesús para presentarlo cómo Santo Tomás y trasladar al catolicismo su culto, proceso en ocasiones tan burdo cómo para, "recopilando" su narrativa llegar a afirmar:

Pay Zumé, según las leyendas indígenas, llevaba una cruz, y quería enseñarles una nueva religión, hacía milagros, pero como no le oyeron, partió a otras tierras, no sin advertirles que muchos años después vendrían otros hombres parecidos a él que predicarían sus mismas palabras y los reunirían en grandes pueblos, enseñándoles a amarse unos a otros y a tener una sola mujer.

¿Un "dios navegante" que llevaba una cruz llegado en un tiempo en el que no sólo la religión cristiana no existía aún si no qué ni siquiera existía Roma y mucho menos la crucifixión?.

¿Qué más de esa "interpretación" jesuítica de Pai Sume implantada en los indígenas es manipulación?

Vemos más con sólo observar los signos que se graban en piedra para representar la huella dejada por Pai Sume:

Imagen del blasón de Pai Sume con su huella. Fuente Dioses Navegantes de Raúl Arias
Marca en forma de blasón de la huella de Pai Sume. Fuente Dioses Navegantes de Raúl Arias.

 

Hay mucho qué comentar sobre esa "marca" de Pai Sume supuestamente "indígena" pero baste señalar simplemente la forma blasonada netamente europea y dentro de ella el ancla argollada de dos garras propia de la época de la manipulación, no de la de la arribada de Pai Sume, que no Santo Tomás, en la que cómo anclas se usaban losas de roca perforadas en su centro.

Manipulación, no error

Es una afirmación dura.

Es una realidad dura que se aprecia a simple vista en cuanto se pone en duda la "verdad aceptada" que nos ha sido implantada y se miran las cosas con mentalidad crítica.

Multitud de estudiosos proponen una gran diversidad de orígenes para esos "dioses navegantes", por supuesto ninguno spano.

Por ejemplo las rutas propuestas en el Atlántico son las siguientes:

Rutas atlánticas de los Dioses Navegantes. Fuente Raúl Arias
Esquema de las principales rutas atlánticas de los Dioses Navegantes confeccionada por Raúl Arias en función de las hipótesis sugeridas por los estudiosos

 

Vemos que se estima que la duración de esas travesías es en un caso de unos 250 días y en el otro de unos 300 días.

No es difícil conocer la duración del primer viaje de Colón, cuando se produjo el Descubrimiento, leemos en la Wikipedia:

Según la versión de Bartolomé de las Casas, que es la aceptada mayoritariamente por los historiadores, las naves partieron de Palos el 3 de agosto de 1492 y se dirigieron a las Canarias, donde se tuvo que arreglar el timón de la Pinta.

El 16 de septiembre, las embarcaciones alcanzaron el mar de los Sargazos y el 12 de octubre llegaron a "la isla de Guanahani". Sin embargo, según un estudio publicado en 1986 en revista National Geographic, Colón llegó a Cayo Samaná, otra pequeña isla del archipiélago de las Bahamas. Colón siguió con su periplo por El Caribe llegando a Cuba el 28 de octubre y a La Española el 5 de diciembre. El 24 de diciembre la Santa María encalló en las costas de La Española y con sus restos se instaló el Fuerte Navidad.

En base a eso en tan sólo 44 días estaban ya en el Mar de los Sargazos.

Localización del Mar de los Sargazos. Fuente Wikipedia.
Localización del Mar de los Sargazos. Fuente Wikipedia.

 

Y en total en 70 días desde su partida alcanzan la Isla Guanahani, se supone que la actual San Salvador, Cayo Samaná en las Bahamas según la investigación del Nathional Geographic.

En tan sólo 86 días desde la partida desde Palos de Moguer alcanzaron Cuba.

Y el 24 de Diciembre, tan sólo 113 días después de partir de la península spana, ya están en La Española estableciendo el Fuerte Navidad.

Tan sólo ciento trece días contando que en Canarias se detuvieron a realizar reparaciones que les harían perder algún día, qué en Guanahani emplearían algún día que otro para hacer aguada, al igual que en Cuba, así qué en realidad el tiempo de viaje real debió ser muy inferior a los 70 días que se dan hasta alcanzar la primera tierra americana, bien fuera la isla de Guanahani, la actual San salvador, bien el Cayo Samaná.

¿Porqué?

Las naos y carabelas no eran en absoluto embarcaciones ligeras y rápidas cómo los dractars vikingos para los que el tiempo de viaje estimado en el mejor de los casos es de unos 250 días, con más seguridad 300, así qué, ¿porqué esa TREMENDA diferencia de tiempo en la singladura?, porque es que hablamos de MENOS DE SETENTA DÍAS días contra doscientos cincuenta...

...no se trata de una o dos semanas arriba o abajo si no de un viaje que para esos "dioses navegantes" propuestos REQUIERE MÁS DE TRES VECES Y MEDIA MÁS TIEMPO en el mejor de los casos (250/70 = 3,57) y de MÁS DE CUATRO VECES MÁS TIEMPO en el peor de los casos (300/70 = 4,29).

Quizás para alguien que no navegue parezca algo poco importante pero que un viaje por mar dure tres veces y media más que otro no lo hace tres veces y media más difícil o menos probable si no qué su dificultad se incrementa exponencialmente al igual que disminuye de igual forma su probabilidad.

Quizás el "misterio" no sea tanto al ver la ruta estimada del viaje de Colón:

Ruta estimada del Primer viaje de Colón, el viaje del Descubrimiento. Fuente Wikipedia.

 

El "misterio" de esa gran diferencia de tiempo en las singladuras se desvanece cuando observamos las corrientes predominantes en el Océano Atlántico:

Mapamundi con las corrientes oceánicas que facilitarían la navegación en la antigüedad. Fuente wikipedia.
Mapamundi con las corrientes oceánicas que facilitarían la navegación en la antigüedad. Obsérvese la corriente circular que une la península spana y el continente americano ¿es creíble que nadie la aprovechase ni aún por accidente?. Fuente de la imagen Wikipedia.

 

Veamos la corriente central atlántica en detalle:

Detalle de la corriente atlántica qué nos une. Fuente Wikipedia.
Detalle de la corriente atlántica que nos une. Fuente Wikipedia. (Nota: Las lineas más separadas indican corrientes más suaves, las líneas más compactadas marcan las corrientes más fuertes y las flechas indican la dirección de las mismas)

 

No obstante, la diferencia real es aún mayor ya qué por el diario del Almirante sabemos qué (Fuente Wikipedia):

Las tres naves se dirigen hacia las Islas Canarias, donde se mantienen aprovisionándose hasta el 6 de septiembre, concretamente en La Gomera.

Por lo tanto, si el viaje se considera efectivamente iniciado el 6 de Septiembre y no el 3 de Agosto se reduce de 70 a ¡TAN SÓLO 36 DIAS!

En realidad para considerar lo que pudo haber durado el viaje accidental de alguien que hubiera partido de la península spana habría que sumarle el tiempo empleado para alcanzar las Canarias pero eso es sencillo conocerlo viendo el diario de navegación:

"Lunes, 6 de agosto: Saltó o desencajose el gobernario a la carabela Pinta, donde iba Martín Alonso Pinzón, a lo que se creyó y sospechó por industria de un Gómez Rascón y Cristóbal Quintero, cuya era la carabela, porque le pesaba ir en aquel viaje; y dice el Almirante que antes de que partiese habían hallado en ciertos reveses y grisquetas como dicen, a los dichos. Viose allí el Almirante en gran turbación por no poder ayudar a la dicha carabela sin su peligro, y dice que alguna pena perdía con saber que Martín Alonso Pinzón era persona esforzada y de buen ingenio. En fin, anduvieron entre día y noche veintinueve leguas".

“Martes, 7 de agosto: Tornose a saltar el gobernalle a la Pinta, y adobáronlo y anduvieron en demanda de la isla del Lanzarote, que es una de las islas de Canarias, y anduvieron entre día y noche veinticinco leguas.”

“Hasta el domingo 12 en la noche no pudo el Almirante tomar la Gomera, y Martín Alonso quedose en aquella costa de Gran Canaria por mandado del Almirante, porque no podía navegar."

Es decir, tras partir de la península spana el 3 de agosto el 7 de agosto, CUATRO DÍAS DESPUÉS ya intentan alcanzar alguna de las Islas Canarias, ergo ya están en ellas y con certeza se sabe qué el día 12 de agosto logran arribar a La Gomera.

NUEVE DÍAS DESPUES DE PARTIR.

Si aceptamos que en CUATRO DÍAS estaban ya en las Islas Canarias el tiempo total de viaje queda en TAN SÓLO 40 DIAS DE NAVEGACIÓN EFECTIVA, 45 días si decidimos tomar en cuenta el tiempo que les llevó alcanzar a arribar a La Gomera con una nave sin timón.

Eso hace qué el viaje accidental de cualquiera partido de la península spana alcance tierra americana en SÓLO UNOS 40 o 50 DÍAS.

Un viaje CINCO O SEIS VECES al menos MÁS CORTO que el de las otras civilizaciones "propuestas" y, al parecer, "preferidas".

En cuanto a la importancia de la duración del viaje leemos (Fuente Wikipedia. Los resaltados en negrita son nuestros):

El 1 de octubre la tripulación ya había recorrido 5.000 kilómetros y llevaba 2 meses navegando. La comida ya se pudría y el olor que había en la nave obligaba a muchos a dormir a la intemperie. El 6 de octubre Pinzón le pidió a Colón que cambiase el rumbo a suroeste pero este se negó; sin embargo dos días después aceptó. El día 10 de octubre los marineros presentaban muchas quejas, pero Colón les convenció para que esperasen diciéndoles que su propósito era llegar a las Indias. Ya habían visto vegetación en el agua y aves, lo cual indicaba que podría haber tierra cerca. El 12 de octubre de 1492, un marinero de la Pinta llamado Rodrigo de Triana por fin avistó tierra. Era una isla del Caribe que Colón bautizó como San Salvador.

Así pues, el día 1 de Octubre, ya tenían serios problemas con el estado de sus provisiones, 25 días después de partir de La Gomera y el 10 de Octubre, 35 días después de partir la tripulación da tantos problemas cómo para reflejarlo en el diario de navegación, algo que cualquier Capitán de navío se resiste a consignar porque implica bien falta de autoridad, bien mal gobierno por su parte.

Si eso se produjo en un viaje a los aproximadamente treinta días es inimaginable lo que se podría producir en un viaje de TRESCIENTOS DÍAS.

En consecuencia, observar las rutas propuestas para esos "dioses navegantes" y compararlas con ese mapa de corrientes qué, aun hoy en día, facilitan la navegación explica muchas cosas sobre la posible duración de esos viajes pero, sobre todo, delata un problema, una manipulación evidente:

¿Porque NADIE propone que esos "dioses navegantes" fuesen originarios de la península spana?

Como hemos visto es CASI INEVITABLE qué si una embarcación, por primitiva que sea, una simple balsa incluso, sale de las costas de la península spana y es tomada por la corriente atlántica central acabe en el Caribe en UNOS CINCUENTA DÍAS de navegación o menos.

Y si atendemos a las corrientes del Estrecho de Gibraltar y a los vientos usualmente dominantes en el, es evidente qué saliendo de la Bahía de Cádiz lo difícil es no acabar en esa corriente central atlántica.

Sobre el viento de levante en la Bahía de Cádiz, el que puede arrastrar a cualquier embarcación que parta de ella a la corriente circular atlántica, podemos leer:

El viento de Levante en la costa de la provincia puede ser muy persistente, y soplar con mucha fuerza, popularmente es conocido, como “su majestad el Levante” porque de él depende todo los planes que se vayan a realizar.

Un plan veraniego sería ira la playa, pero resulta imposible con el viento de levante soplando. Las “levanteras” o “levantá”, como se conocen a las potentes apariciones de este viento por unos días, pueden conseguir rachas de 100 kilómetros por hora.

En contraposición, sobre el viento de poniente que podría llevar a tierra a cualquier embarcación o impulsarla en dirección al Estrecho de Gibraltar y hacerla entrar en el Mar Mediterráneo leemos:

El viento de poniente no es un viento molesto, aunque es muy húmedo, deja cielos limpios y el viento suele amainar con la puesta del sol, con la particularidad que provoca que se escuche el océano atlántico con más intensidad. Pero cuando sopla con fuerza, trae consigo frio y mar picado. Tampoco olvidar que puede acarrear algas y basuras a las costas.

En cualquier parte del mundo y en cualquier tiempo de la historia el ser humano se lanza al mar no a navegar por placer si no a conseguir pesca en primer lugar y a desplazarse y comerciar en segundo lugar, y eso lo hace, sobre todo en sus inicios, cuando el tiempo es agradable y las condiciones del mar son buenas, no cuando el mar está picado y lleno de algas que dificultan la pesca.

Entra dentro de toda lógica suponer que una embarcación que hubiera salido a pescar desde las costas de la Bahía de Cádiz con buen tiempo se viera arrastrada por un potente viento de levante de varios días de duración a la corriente circular atlántica, de hecho lo extraño sería que eso no hubiera ocurrido en múltiples ocasiones.

Los primeros pobladores guanches de las Islas Canarias posiblemente tuvieran ese mismo origen, pero si arrastrados por las corrientes entre el cuarto y noveno día "se pierden" las Islas Canarias la "siguiente parada" son las costas caribeñas treinta o cuarenta días después.

En consecuencia, la probabilidad de que esos primeros "dioses navegantes" blancos y barbados fueran spanos, o spanos canarios, no sólo no es descabellada si no qué es la más lógica y posible.

Sabemos que en el año 3.000 a.C. los Fenicios frecuentaban nuestras costas y se establecieron en la Bahía de Cádiz para comerciar con nosotros, los que ellos nombraban cómo שפן, SPN, spanos, por metales.

Sabemos que en esa zona existió mucho antes, posiblemente atendiendo a lo narrado por Platón en los diálogos Critias y Timeo, citando a Solón  que, a su vez, relata hechos según él sucedidos unos 9.000 años antes de su era, antes del 10.000 a.C, una Gran Civilización, la llamada Atlántida por Solón que helenizaba los nombres que le daban los egipcios y que eran grandes navegantes y expertos metalúrgicos.

Sabemos qué no hay restos costeros de esa Gran Civilización, ya que según el relato fue arrasada por una catástrofe natural, catástrofe de la que si hay pruebas geológicas.

También sabemos mucho más, gran parte de ello merced a las investigaciones del epigrafista, experto en lenguas antiguas y simbología, Georgeos Diaz-Montexano, y por muchos otros estudios que aparecen en un notable documental del Nathional Geographic:

 

Toda la evidencia indica qué en la costa sur de la península spana existía una gran civilización hace más de 5.000 años, ya qué hasta han aparecido restos de ciudades, como las ruinas que este documental nos muestra en Jaén, de una ciudad de más de 40.000 habitantes que deberíamos postular cómo la más antigua ciudad amurallada de la humanidad en lugar de considerarla al parecer algo molesto y enterrarla bajo edificios pero, claro, no hay ruinas costeras se puede alegar.

No obstante si están apareciendo PRUEBAS INCONTESTABLES DE QUÉ DEBIÓ HABERLAS, por ejemplo ese hallazgo de una "zona de espera" donde fondeaban los barcos antes de entrar en puerto.

Esto es necesario explicarlo a todos aquellos qué no viven cerca de importantes instalaciones portuarias junto al mar o no conocen los procedimientos de arribada a un puerto importante.

A un puerto no se arriba y entra así cómo así.

Se precisa qué tome el mando del navío un piloto que conozca las instalaciones portuarias y qué sepa cómo llevar al navío a su muelle de amarre.

Por lo tanto, cuando un navío que desea entrar arriba a las inmediaciones de la instalación portuaria ANCLA, avisa a la comandancia o jefatura del puerto Y QUEDA A LA ESPERA de qué, desde tierra, llegue al navío el piloto que lo guiará al interior del puerto.

Lo NOTABLE que observamos en ese documental en lo referente a las anclas halladas es qué van a explorar una zona en el mar FRENTE A LA QUE NO EXISTE A DIA DE HOY NINGÚN PUERTO NI CIUDAD NI RUINA, NADA, frente a la costa de las marismas de Doñana.

Y allí, en unas pocas inmersiones, empiezan a encontrar anclas de piedra de formas y tamaños diferentes, lo que denota que las embarcaciones que las usaban también tenían orígenes y tamaños diferentes.

Pero las anclas no se fondean y luego se dejan perder:

Se izan a bordo cuando el navío abandona el fondeo, a menos que se pierdan porque lo que las une a la superficie, cadena, cable o cuerda, se rompa, o que la tripulación decida cortar amarras para capear un temporal repentino.

Así púes un "área de espera", para que en ella se encuentren anclas perdidas con la facilidad y en el numero que vemos que sucede en el documental, ha debido ser utilizada muy intensamente o durante centenares de años.

Y, lo que es aún más importante:

Ningún pueblo, ninguna civilización, construye grandes puertos si el mismo no navega.

En consecuencia, los spanos navegábamos ya hace cinco mil años o más, diez mil si atendemos a Platón, y lo hacíamos partiendo justo desde el lugar "físicamente perfecto" para que vientos y corrientes nos llevasen a América.

¿En serio usted cree qué fuimos los qué no fuimos? ¿Que esos "dioses navegantes" no fuimos nosotros mismos?.

Cronología de los pueblos con leyendas de "dioses navegantes"

Según la cronología aceptada las primeras civilizaciones importantes fueron:

  1. Anasazi (antes del 5.000 a.C., Utah, Arizona, California, Nuevo México, en USA, Sonora, Chihuahua, en México, Norteamérica)
  2. Caral (5.000 a.C. Supe, Lima, Perú)
  3. Cara (3.250 a.C. San Agustín, Colombia)
  4. Olmeca (1.500 a.C. Veracruz y Tabasco, México)
  5. Calima (posible inicio en el 1.600 a.C. Valle del Cauca y de los ríos San Juan, Dagua y Calima, Colombia (hoy se estima que se puede subdividir en tres culturas diferenciadas que se sucedieron, la Ilama, Yotoco y Sonso)
  6. Tumaco-Tolita (600 a.C.-300 a.C. Ecuador y Colombia)
  7. Toltecas (1.150 d.C. Tulancingo y Tula de Allende, Hidalgo, México)

La sinopsis qué D. Raúl Arias hace de las partes comunes de todas esas narrativas es la siguiente:

...los extraños hombres-dioses aparecen en el mar con un gran séquito consigo; vienen en una gran nube o caminando sobre las aguas o encima de algo que les permiten flotar y que genera espuma y olas. Los nativos, sienten temor al ver semejantes bestias aproximarse a sus costas; los extraños arriban y pisan tierra firme; los indígenas asustados, pero curiosos van al encuentro y estos extraños les enseñan el arte, la cultura y una ciencia prodigiosa, pasan los años y los extranjeros se convierten en dioses para la posteridad.

A esa sinopsis cabe agregar qué con el paso de los años la narrativa se traslada de unos a otros pueblos y culturas, adaptándola a sus propias ideas o comportamientos y adoptándola cómo propia, como si esos "dioses" les hubieran visitado a ellos, no a otros, porque eso les hacia "elegidos de los dioses".

"Dioses" que en realidad fueron hombres, spanos con gran probabilidad cómo la realidad de la física del planeta, de las corrientes marinas y vientos, nos muestra, hombres qué disfrutaban de una cultura y una moral de tal nivel en una edad mucho más temprana que la de las civilizaciones más antiguas que hasta ahora se han aceptado cómo las originarias de la civilización occidental y qué no sólo llevaron esa moral y esos conocimientos a América si no qué, muy posiblemente, se los dieron a conocer al pueblo judío y de estos derivaron a la religión cristiana católica.

Pueblo que fue destruido por fenómenos naturales y que todos los otros pueblos se atribuyeron haber destruido para "anotarse" haber sido más poderosos que ellos.

América, los pueblos de todo el continente, son de cultura spana porque quienes les llevaron esos conocimientos, esa moral y normas sociales que ellos adoptaron, fueron los spanos.

Y la primera desunión fue consecuencia de una catástrofe, catástrofe que destruyó la civilización de ese "hermano blanco perdido" de los Hopi y que hizo que esos "dioses blancos barbados" volviesen a su tierra a intentar recuperar su civilización.

Luego hubo otra unión y una nueva desunión qué veremos en el próximo artículo