América, segunda desunión

Enviado por Sombra el Vie, 12/06/2020 - 16:19

1.492, Descubrimiento y Reencuentro

El encuentro, los encuentros, que se produjeron entre los spanos peninsulares y los spanos americanos tras la arribada de la Expedición de Cristóbal Colón a América fueron interpretados por una parte de nosotros, la parte americana que guardaba una mejor memoria, menos distorsionada, cómo un reencuentro.

La otra parte de nosotros, la parte peninsular más manipulada y condicionada aún ignorándolo, habiendo olvidado que ya habíamos estado allí y prometido volver, la interpretó cómo un descubrimiento.

En el artículo anterior hemos visto qué en todas las tradiciones indígenas americanas hay "recuerdo" de visitantes, blancos y barbados, que con el tiempo devinieron en algunos casos en "dioses" mientras que en otros quedaron cómo hermanos, visitantes que en un momento dado se fueron prometiendo regresar.

Visitantes blancos y con barba que realizaron una labor de difusión de conocimiento y de comportamientos e hicieron el bien sin mirar a quien y sin pedir nada a cambio.

Visitantes qué ahora, entonces, parecían haber regresado.

Visitantes qué la física del planeta, por sus corrientes y vientos, deja claro qué con toda certeza fuimos nosotros.

Principalmente y primero nosotros, incluso es posible que no sólo una vez si no en múltiples ocasiones, sin descartar que mucho más tarde también pudieran haber llegado otros.

Lo que por pura lógica es evidente es qué, dado que esos visitantes aportaron los mismos conocimientos, ideas y comportamiento social a tantos pueblos diferentes, en un momento del tiempo y en un mundo en el qué, aún creyendo la más que dudosa "historia aceptada", las civilizaciones de las que podían provenir esos visitantes blancos y barbados eran diferentes, tenían conocimientos distintos y diferente comportamiento social, esos visitantes que aportaron todo ese mismo conocimiento y mismas normas de conducta social fueron los mismos para todos:

De no ser así, algunos pueblos habrían recibido unos conocimientos y unas normas sociales y otros otras diferentes.

Así púes, lo que quizás aportaron otros visitantes distintos a nosotros, qué pese a las mayores dificultades pudieran haber llegado después, fue distinto y no llegó a ser común a todos.

Los mismos pero diferentes

Y en efecto estábamos de regreso uniéndonos otra vez, pero lo estábamos sin saberlo ni entenderlo una parte de nosotros, mediatizados y manipulados durante siglos por fuerzas ajenas a nosotros, por pueblos y culturas qué tomaron la nuestra al asalto, la asolaron y la borraron de nuestras memorias implantando las suyas.

Pero como bien reza uno de nuestros sabios refranes, en nosotros es normal que tengamos "Genio y figura hasta la sepultura" y los spanos americanos sabiendo más y entendiendo mejor que los llegados de nuestra península, nos reconocieron y aceptaron.

Lo qué en aquel momento sucedía en América, con algunos pueblos, algunas etnias qué, manipuladas por sus sacerdotes, por sus "iglesias", habían tergiversado lo que esos antiguos visitantes les enseñaron y oprimido a otros pueblos hermanos y retornado a los sacrificios humamos e incluso al canibalismo impulsó a muchas otras etnias, a la mayoría de esos pueblos, a hacer piña con nosotros y cambiar las cosas.

Y las cambiamos ayudándoles a liberarse de esos otros pueblos, de esas culturas qué no por grandes e importantes eran menos crueles y opresoras.

La verdad y la mentira

La verdad es que no se puede negar la sabiduría ancestral de aquellos pueblos que acogieron bien a los visitantes retornados, al igual que no se puede negar que una parte de esos visitantes retornados buscaran hacer e hicieran el bien con ellos.

La mentira y la maldad radicó, cómo siempre, en una buena parte de los dirigentes y poderosos, no en los pueblos que nos vimos y nos reconocimos.

Los Reyes Católicos y en especial la Reina Isabel, procuraron al máximo el bien de los indígenas incluso (cómo hemos visto en el artículo "Porqué los indígenas son spanos") aunque algunos de esos poderosos en los que tenía que delegar, empezando por el mismo Cristóbal Colón, no participasen ni de sus ideas ni de sus intenciones.

Hay voces de los qué, queriéndonos desunidos, débiles y empobrecidos para poder someternos y explotarnos, afirman que eso no fue así, pero los hechos las desmienten:

El más evidente es que la Reina no dudó en ordenar que Colón fuera detenido y llevado a su presencia cargado de cadenas por haber tomado indígenas como esclavos y haberlos enviado a la península para ser vendidos.

No fue el único hecho que lo desmiente pero si el más difícil de ocultar y difuminar por aquellos que nos quieren desunidos y, en consecuencia, el más fácil de comprobar.

Y aún si no se cree en lo qué los documentos cuentan, basta alzar la cabeza, mirar y comprobar cuantos somos donde fuimos nosotros:

Población indígena o con sangre mayoritariamente indígena, superficie y población total. Fuente Wikipedia
México 25.694.928 1.964.375 km² 112.336.538 hab.
Bolivia 6.199.977 1.098.581 km² 10.351.118 hab.
Perú 6.009.407 1.285.216 km² 31.237.385 hab.
Guatemala 5.881.009 108.889 km² 16.301.286 hab.
Chile 2.186.792 756.102 km² 17.574.003 hab.
Colombia 1.392.623 1.142.748 km² 50.372.424 hab.
Ecuador 1.018.176 256.370 km² 17.643.060 hab.
Argentina 955.032 2.780.400 km² 40.117.096 hab.
Venezuela 724.592 916.445 km² 32.606.000 hab.
Honduras 556.541 112.492 km² 9.296.001 hab.
Nicaragua 518.104 130.373 km² 6.351.956 hab.
Panamá 417.559 75.420 km² 4.170.607 hab.
TOTAL 51.554.740 10.627.411 km² 348.357.474 hab.

 

 

...y qué pocos de nosotros quedaron donde se asentaron otros que no eran spanos, a los qué les molestábamos y no nos querían ahí:

Población con un porcentaje mínimo (7%) de sangre indígena, superficie y población total. Fuente Wikipedia
Estados Unidos 2.932.248 9.147.593 km² 309.349.689 hab.
Canadá 1.172.790 9.984.670 km² 37.067.011 hab.
TOTAL 4.105.038 19.132.263 km² 346.416.700 hab.

 

 

Lo más triste de todo es cuando vemos qué pocos de nosotros quedan donde también estuvimos una parte de nosotros y donde, SIENDO EN TODO LO DEMÁS, SOCIEDAD, RELIGIÓN, CREENCIAS, FAMILIA, ETC EXACTAMENTE IGUAL, la única diferencia es que los reyes de esa parte de nosotros, desde su origen, no fueron de los nuestros:

Población indígena en donde estuvimos parte de nosotros pero con reyes que desde el principio no fueron de los nuestros si no franceses, territorio y población total. Fuente Wikipedia
Brasil 896.917 8.515.770 km² 210.385.000 hab.

 

 

Este último detalle es importante, muy importante, porqué prestar atención a lo que sucedió en Brasil, donde los spanos portugueses y todos sus poderosos actuaron cómo deseaba su rey de origen francés, explica lo qué comenzó a suceder en el resto de la América spana cuando nuestros reyes dejaron de ser de la Casa Trastámara, y pasaron a ser de una Casa Real más ajena a nosotros.

Al principio de las monarquías Habsburgo la inercia de lo planificado y comenzado a hacer por los Reyes Católicos permitió que apenas fuera apreciable qué esos reyes, que no eran en realidad spanos y no miraban por su pueblo, empezaban a promover y favorecer a unos poderosos en América qué, bien no eran spanos, bien pensaban como esos reyes foráneos:

Qué tanto España cómo América y todas las demás tierras que en medio mundo eran Españas y todas las gentes que las habitaban eran de su propiedad personal y les pertenecerían.

...y cuando los Habsburgo, los Austrias, perdieron la Corona de España y esta cayó en manos de los Borbones, una Casa Real Francesa de raíces mucho más absolutistas, la cosa empeoró porqué Cortes y Parlamentos y Fueros y Leyes les molestaban y les estorbaban para hacer su voluntad.

Pero eso lo veremos más adelante cuando hablemos de los reyes, prestemos ahora atención a las terribles diferencias qué dejan ver con claridad a día de hoy cómo se trató a los spanos indígenas donde no se extendió España:

En lo que fueron Españas los spanos, aunque ese trato y ese cuidado se deterioró conforme fue pasando el tiempo y nuestros reyes fueron siendo cada vez menos spanos, a día de hoy podemos ver que somos más de cincuenta y un millones de personas con sangre totalmente indígena o en un porcentaje tan alto que ellos mismos se consideran indígenas puros, entre una población total de algo más de trescientos cuarenta y ocho millones de personas.

Una proporción de 6,78 personas por cada indígena puro o prácticamente puro.

En las tierras que no fueron Españas, esa proporción es de 84,39 personas por cada persona con cualquier porcentaje de sangre indígena en sus venas.

No tenemos, nadie recopila los datos allí de cuantos de ellos tienen un 100% o un porcentaje muy alto de sangre indígena y tampoco, donde fuimos España, cuantos tenemos algún porcentaje de sangre indígena.

Nadie quiere que se sepan esas cosas porqué todos nosotros empezaríamos a hacernos preguntas y a exigir cosas qué "no interesa" que exijamos, entre ellas el volver a estar unidos.

Sobre todo los pocos spanos americanos supervivientes de aquel genocidio que casi les exterminó en lo que no fueron Españas, muchos de los cuales jamás supieron que eran, son, spanos.

Pero simplemente salga a la calle y mire a sus vecinos, en algunos casos le será difícil encontrar a alguien que no parezca tener algo de sangre indígena, en otros quizás sea uno de cada dos, o de cada tres.

Eso hace que si nos contamos como ellos cuentan a los pocos descendientes de los escasos supervivientes que dejaron seamos entre, cómo mínimo 100 millones de personas y, cómo máximo, quizás más de 200 millones...

...contra poco más de tan sólo 4 millones.

Si nosotros sacamos la proporción contando cómo cuentan ellos a todos los de nosotros que tenemos algo de sangre indígena en las venas, la proporción sería en el peor de los casos de uno por cada tres y posiblemente en realidad se invirtiese y pasase a ser de dos personas con alguna sangre indígena en sus venas o incluso más por cada uno de nosotros que no tiene nada de sangre indígena.

Y eso que hemos sido tan estúpidos como para dejarnos manipular y, en lugar de que para nosotros sea motivo de orgullo tener sangre indígena en nuestras venas, avergonzarnos de ello e intentar ocultarlo y hasta sentirnos ofendidos si alguien lo dice o incluso lo piensa.

Pero nos cuentan qué el norte del continente americano estaba mucho menos poblado y comulgamos con ruedas de molino...

México, lo qué fue Nueva España, esta en el norte del continente y ahí está su "escasa" población indígena.

Pero aún si no fuera así daría igual:

Basta sólo detenerse a pensar qué si de un lado tan sólo hay poco más de 4 millones y del otro algo más de 51 millones, si las poblaciones se han mantenido al mismo nivel, en el sur debieron haber 12,56 pobladores originarios por cada uno que hubo en el norte...

...y que si nos contamos cómo nos cuentan "ellos" en sus países que deberían ser y son nuestros, la increíble estupidez que nos "venden" y que tan inconsciente y alegremente creemos sin ponerla en duda, en la parte sur del continente debía haber 50 o 60 pobladores originarios por cada uno de los que había en la parte norte.

Los poderosos

Para nuestra desgracia y en especial para la de los spanos americanos, para los pueblos indígenas y sus gentes, pronto los poderosos, bien por ser contrarios a nosotros, bien por puro egoísmo despiadado, aprendieron a sortear la voluntad de los Reyes Católicos sobre como debían hacerse las cosas en América.

Algunas de sus medidas fueron más acertadas y otras menos, eso ha ocurrido en todos los lugares y épocas y seguirá ocurriendo porque los seres humanos estamos sujetos a equivocarnos así como a ser engañados.

Pero el espíritu con el que se pretendían hacer las cosas cambió el mundo.

Nadie lo ha dicho hasta ahora y muchos intentan taparlo, los unos por los intereses de sus naciones, ajenas a nosotros, los otros, "de los nuestros" se supone, porque les dejan aún hoy en evidencia a ellos y a sus ancestros, familiares o ideológicos, lo mismo da.

Pero la realidad es la realidad y la verdad es la verdad y un mundo que hasta entonces era pequeño y plano y estaba sumido en la edad media, donde los reyes eran los dueños de los países y de sus gentes, CAMBIÓ y lo hizo precisamente por lo que la Reina Isabel dispuso sobre como debían ser tratadas las gentes, todas, y en especial los spanos ultramarinos cómo los americanos.

Y el mundo se hizo más grande y los pueblos, todos, y sus gentes, todas, más libres por lo que nosotros, nuestros pueblos y nuestras gentes y reyes que eran realmente nuestros, no como ocurrió después, hicieron.

"La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua"

Miguel de Cervantes Saavedra

Verdad:

Se documentaron las lenguas y culturas de infinidad de pueblos indígenas, muchísimas más de las qué jamás se documentaron en ninguna época y lugar a lo largo de la historia humana.

Si a día de hoy se conservan muchas de esas lenguas y culturas fue por esa labor e intención.

Mentira:

Las culturas indígenas fueron destruidas.

Realidad:

Algunos de nosotros, mal instruidos o mal intencionados, destruimos elementos culturales.

Siendo malpensados...

Las recientes investigaciones desvelan qué existió una civilización spana ANTERIOR a la huida del pueblo Judío de Egipto y, en consecuencia, de la escisión del cristianismo de la religión judía y el establecimiento de la Iglesia de Roma y qué es altamente probable que esa civilización spana alcanzase las costas americanas e influyese en sus culturas cómo queda relatado en sus tradiciones sobre "dioses navegantes blancos y barbados" inducen a cuestionarse seriamente si esa destrucción documental y cultural por parte de "fervorosos" sacerdotes católicos no fue en realidad INTENCIONADA para hacer desaparecer las posibles pruebas de que la religión judía y en consecuencia la cristiana en realidad sean el resultante de una religión y moral spanas muy anteriores a las mismas.

Se nos dice que en algunos casos por exceso de fervor católico pensando que eran contrarios a la Fe y Creencias Cristianas y que debían erradicarse.

Otros porqué no compartían las ideas y sentimientos de los Reyes Católicos y de la mayoría de nosotros y no querían que los spanos americanos fueran igual que ellos si no que los querían sometidos y dominados y para eso había que destruir su identidad y su cultura.

Pero la realidad aflora a simple vista con sólo mirar y querer verla:

La mayoría de lenguas, culturas e identidades se preservaron y si hoy muchos de nosotros conocemos nuestras lenguas y nuestras culturas fue gracias a ello y los libros de los que se toman esos conocimientos para enseñarlos hoy en día, aunque se nos oculte y se nos niegue, son la prueba.

Verdad:

En los 318 años que nos mantuvimos unidos se creó un increíble e inmenso sistema educativo que nadie más en ningún momento de la historia ni lugar del mundo ni se aproximo a crear.

Se fundaron veintisiete Universidades, la mayoría de las cuales siguen funcionando hasta el día de hoy y miles de Institutos y millones de Escuelas y Colegios y, lo más difícil e importante, se logró transmitir a los pueblos indígenas lo vital que era que sus hijos recibieran ese conocimiento y formación en un mundo en el qué difícilmente nadie entendía ni que era ni de qué les iba a servir y donde los hijos eran fuerza de trabajo que las familias necesitaban y que perdían si les dejaban ir a estudiar.

Mentira:

No se suele mentir sobre esto, tan sólo se procura que no se sepa, que no se hable de ello y si se habla se dice qué fue para desnaturalizar a los indígenas, a los spanos americanos, para desposeerlos de su cultura y su identidad.

Realidad:

Recibir más educación y más cultura, más conocimientos y gracias a ello tener la opción de escoger que vida vivir y cómo vivirla ni te limita ni te despoja de tu cultura ni de tu identidad.

Pero es qué, además, nadie facilita a los pueblos que desea tener dominados y sometidos para explotarlos educación y conocimientos porqué sabido es qué "la verdad os hará libres" y el conocimiento es Poder.

Verdad:

Nunca fuimos tan ricos cómo estando unidos.

Mentira:

España robó y expolió las riquezas de los indígenas empobreciéndonos.

Realidad:

En esos 318 años la moneda de pago aceptada en todo el mundo era la spana.

La Corona Española se quedaba en concepto de impuestos tan sólo con el 20% de lo que se obtenía.

La Corona Española pagaba con ese 20% todas las infraestructuras que se construían en América, entre ellas pero no sólo puertos, fuertes, caminos, sistemas de aguas, etc y, además, sostenía a toda la Administración para hacer funcionar todo ello e impartir justicia y a las fuerzas militares para asegurarlo y defenderlo.

Hoy, la producción de oro de un sólo país, por ejemplo la de México, o la de Venezuela, o la de Bolivia, etc acumula cada dos años tanto oro cómo "se llevó" la Corona Española durante esos 318 años...

...así qué mejor haríamos en preguntarnos porqué siendo así entonces fuimos tan ricos y hoy somos tan pobres.

¿Quien se queda hoy con toda esa riqueza que ya no nos beneficia a todos los spanos?

La manipulación final

Muchos poderosos, "limitados" en sus "intereses" por las Leyes que les impedían explotar y maltratar a los spanos americanos se conjuraron para romper esa unión y poder actuar a sus anchas.

Muchos otros, "asesorados" por "amigos" de naciones qué deseaban reducir nuestro poder e ideologías qué deseaban acabar con las monarquías también se unieron y rebelaron para desunirnos.

La mayoría de spanos indígenas se opusieron a ello y fueron masacrados.

Y al final la desunión se consiguió y los spanos, TODOS, fuimos arrastrados a la pobreza, sometidos, explotados y desposeídos de poder.