¿Qué es SPN Universa?

SPN Universa es el nombre del Proyecto de Supernación Spana.

 

La Historia comienza cuando empiezan los registros escritos que nos permiten conocer con cierta continuidad lo acaecido en tiempos pasados.

Todo lo distinto o anterior a la Historia se considera:

  • Prehistoria, si existen restos o indicios materiales que pueden ser estudiados e interpretados.
  • Leyenda, si tan sólo existen registros orales o escritos que recogen esa tradición oral en un tiempo muy posterior al momento o suceso que relatan.
  • Mito, si el relato incumbe o incluye a seres o hechos que por sus características, actos o capacidades se estiman cómo fantásticos e irreales.

Se nos ha enseñado a creer en la Historia como si fuera una verdad indiscutible pero la realidad es qué la Historia siempre se ha ajustado a la visión o al conocimiento de los hechos que tienen o desean transmitir aquellos qué la escriben, o que permiten que se escriba, lo que implica qué su veracidad y exactitud siempre debe ser cuestionada y, en consecuencia:

La verdad puede ser, y en la mayoría de los casos es, muy distinta a lo que nos cuenta la historia

 

Hasta donde sabemos, nosotros fuimos citados por primera vez en la Historia por los Fenicios que nos denominaron los שפן, los herreros, los metalúrgicos, los forjadores, lo que se transcribe cómo SPN en la actual grafía latina.

Evidencias aún sin confirmar

Una vez más un investigador autodidacta, en esta ocasión en epigrafía, Georgeos Díaz Montexano, en apariencia pese a toda la resistencia del status quo de la ciencia oficial, status quo altamente MANIPULADO cómo veremos, está revolucionando el relato histórico señalando, entre otras cosas de suma importancia, la existencia, inadvertida o malinterpretada (incluso puede que silenciada en nuestra opinión, cómo vamos a ver más adelante) hasta ahora, de UNOS DOSCIENTOS mapas y estelas halladas en tumbas egipcias, siglos e incluso miles de años anteriores a la aparición de los fenicios y los cartagineses, de Grecia, de Roma y, por supuesto incluso de las religiones judía, musulmana y cristiana, la existencia de jeroglíficos aparentemente asociados a nosotros donde ya se habla de lo que se pronunciaría en el egipcio de esas épocas cómo SPANI-IA, SPAN-IU o de una forma similar.

Spanos al fin y al cabo.

Los Fenicios escribían sin vocales, no así los romanos que al citarnos con posterioridad cómo HISPANOS nos las descubren pues en realidad nos denominaron igual, hiSPaNos y a nuestra tierra hiSPaNia, la tierra de los forjadores.

Por ello nosotros, queriendo retornar en la medida de lo posible a nuestra naturaleza original, hemos optado por nombrarnos como SPANOS, forjadores, y a nuestra futura Supernación SPANIA.

Quienes estamos en esto no renegamos ni de nuestros nombres actuales ni de nuestros pasados, antes al contrario, trabajamos en nuestro futuro asentándolo aún más en el verdadero pasado, no en las mentiras con las que hasta ahora se nos ha degradado, manipulado y dividido.

En todos los lugares y épocas, nosotros, el Pueblo Spano, hemos tomado las riendas y salido adelante cuando se ha hecho evidente que quienes nos gobernaban y aquellos poderosos que les apoyaban nos habían fallado, vendido y traicionado.

Hoy, ahora, viendo que esos momentos no han sido casos puntuales si no desgarros de la artificial construcción denominada historia, ventanas ocasionales que nos permitieron vislumbrar lo que es y ha sido una realidad continuamente manipulada, tomamos las riendas nosotros, el pueblo, no para salvar ninguna mala situación y luego volver a dejarlas en sus manos, no:

Esta vez las asumimos de forma definitiva.

La denominación de este Proyecto cómo SPN Universa tiene su origen en la declaración del historiador romano Lucio Anneo Floro, amigo del hispano Emperador Adriano qué ya en el siglo IIº afirmaba:

"La nación hispana o la Hispania Universa no supo unirse contra Roma. Defendida por los Pirineos y el mar habría sido inaccesible.

Su pueblo fue siempre valioso pero mal gobernado".

Es muy triste que casi veinte siglos después esa afirmación (con los cambios de denominación qué en cada lugar requiera) pueda ser suscrita hoy en día por cualquiera de nosotros, con independencia de donde moremos, de qué nos consideremos y de quienes sean nuestros actuales gobernantes.

También es lamentable que esa aguda definición provenga de un romano, de un integrante de un pueblo enemigo nuestro que nos conquistó, casi nos exterminó y nos implantó su cultura a sangre y fuego, pero si revisamos la historia veremos que es casi una constante el qué hayan sido personas de otros pueblos, incluso enemigos nuestros, quienes más finas y ajustadas alabanzas nos han hecho hasta cuando su propósito era criticarnos.

Nuestra intención, finalidad y propósito es cambiar eso trabajando por la reunificación de todo el Pueblo Spano en una única supernación con las más sólidas y firmes bases democráticas mediante el cambio del relato histórico y la superación de todos esos defectos que a lo largo de la historia otros nos han señalado.

Una Supernación Spana que tanto a nivel social, cómo sanitario, cómo cultural, cómo legal, cómo económico, cómo tecnológico, cómo militar, cómo poblacional esté situada entre las principales del mundo, tanto porque tenemos la capacidad y el potencial para ello cómo porque ya lo hemos hecho antes y más de una vez.

Y lo vamos a hacer de forma pacífica y democrática, respetando las Leyes y la voluntad del Pueblo Spano, pasando por la Ley y llegando a la Ley con todas las garantías.

Sabemos que no va a ser ni fácil, ni rápido, ni barato pero eso no nos va a detener.

Jamás lo difícil o aún lo imposible ha arredrado a un spano, a un forjador.

¿Es usted spano y se va a unir al resto de nosotros o va a seguir creyendo en mentiras que le mantienen separado y segregado, manipulado y sometido, engañado, pobre y explotado?.

Es tal la infinidad de "verdades" qué siendo falsas se nos han enseñado como ciertas que vivimos en una realidad completamente alejada de la verdad.

Una realidad que nos mantiene separados y debilitados para ser controlados, sometidos, usados y explotados con mayor facilidad.

Hay una verdad indiscutible:

El Pueblo Spano, la sociedad resultante de la unión voluntaria de los que nos sentimos y sabemos spanos, es la fuente de todo Poder Lícito y debe gobernarse a si mismo, por si mismo y para si mismo.

 

Es lo qué conocemos cómo democracia y se nos hace creer que disfrutamos cuando en realidad sufrimos tan sólo tristes simulaciones de la misma diseñadas para hurtar el poder al Pueblo y entregarlo a partidos políticos e ideologías apoyados en la sombra por los poderosos y sus intereses.

Poderosos, ideologías y partidos políticos que temen a todos los pueblos y a nosotros, al Pueblo Spano en particular porque hemos dejado ver en múltiples ocasiones qué somos capaces de tomar las riendas y solos, sin ellos, salir adelante.

Somos Grandes y muchas veces, demasiadas, hemos cometido el error de creer y confiar acabando por depositar esa Grandeza en quienes no la merecían y la malbarataron.

Y hoy la seguimos regalando a quienes ni la merecen, ni la valoran, ni la aprecian.

Eso se ha acabado.

Ha llegado la hora de forjar la Gran Nación Spana qué realmente somos y todos merecemos.