¿Quienes somos spanos?

Enviado por Sombra el Lun, 02/03/2020 - 04:10

Hemos contado qué los spn, los Spanos, los Forjadores del Reino de los Mares, devinimos en hispanos y después en españoles.

También hemos hablado de que nuestro origen se remonta a los Tartesos y, quizás, a los qué los griegos llamaron Atlantes... pese a qué para todos los otros pueblos eramos los Spania.

Evidencias aún sin confirmar

Algunos investigadores están señalando la existencia, inadvertida o malinterpretada hasta ahora, en CIENTOS de estelas y mapas hayados en tumbas egipcias, siglos e incluso quizás miles de años anteriores a la aparición de los fenicios e incluso a los griegos, la existencia de jeroglíficos aparentemente asociados a nosotros donde ya se habla de lo que se pronunciaría en el egipcio de esas épocas cómo SPANI-IA, SPAN-IU o algo que se pronunciaría de una forma similar.

Es posible qué esas estelas y mapas fuesen las qué dijo haber visto Solon cómo Platón relata en sus diálogos por boca de Critias y Timeo y qué, al parecer, Solon TRADUJO esos nombres a sus equivalentes griegos cómo hizo con los de los dioses egipcios

Que spanos y atlantes fuesemos lo mismo es algo razonable en base a la acredita fama de unos y otros por su avanzada metalurgia, su capacidad náutica y por ocupar la misma tierra.

Posteriormente los spn, los spanos, los forjadores, fuimos llamados hispanos, y más tarde divididos en españoles y portugueses.

Tanto los unos como los otros nos certificamos cómo grandes navegantes, cosa qué, de tomar por cierto lo dicho en la Sagrada Biblia ya lo eran los Tartesos y que Platón nos relata que lo eran los Atlantes.

Y españoles y portugueses expandimos nuestra cultura por el mundo, aunque ni de igual forma, ni dando el mismo trato a los pueblos que encontrábamos.

Hasta aquí lo que nos han enseñado en nuestra "cultura europea".

Esa misma cultura que intenta mantenernos separados.

En América existe otra cultura, otra tradición o leyenda ya que no es historia escrita, que habla de hombres blancos barbados que vinieron y se fueron por mar.

Kon Tiki también blanco y barbado llegó y se fue por mar a las islas del Pacífico y ahí están las estatuas de la Isla de Pascua, los morais barbados, confirmando que hombres barbados llegaron a ellas.

Se habla de "leyenda" como queriendo hablar de "cosa imaginada", de algo qué en realidad no sucedió.

También se habla de qué si esos hombres blancos barbados que establecieron ese primer contacto y les trajeron cultura y normas sociales fueron vikingos o normandos, incluso egipcios, y es posible que todos ellos, excepto los egipcios, llegasen en algún momento posterior, pero se obvia que de ser vikingos o normandos habrían llamado la atención sus pelos rojos o rubios, más claros en cualquier caso y eso no habría sido olvidado cómo no lo fue y quedó reflejado en leyendas de tiempos posteriores.

En cuanto a los egipcios, aparte del "pequeño detalle" de qué los primeros egipcios también eran lampiños, sin barba, ni siquiera tenían barcos capaces de navegar atravesando el Mediterráneo, así qué mucho menos por el Atlántico.

No disponían de grandes arboles y los cascos de sus embarcaciones los construían con pequeñas tablas de acacia cosidas, suficiente para la navegación fluvial o, como máximo, para la de cabotaje pero no para bregar con el oleaje del Mar Mediterráneo y mucho menos con el del Océano Atlántico salvo en una navegación cercana a la costa para buscar rápidamente refugio en caso necesario, nunca en mar abierto.

Además contaron y registraron sus hechos y conquistas reflejándolos en sus monumentos, en sus jeroglíficos, y de haber alcanzado un egipcio América, esta no habría sido olvidada igual qué fue registrada y no quedó olvidada su circunnavegación de "la Libia", el continente africano.

De hecho ni de haber sido vikingos ni normandos ni egipcios ni ningún otro pueblo habría sido olvidada porque para que un pueblo olvide por completo algo tan grande como expandir el mundo conocido ha de haber algo descomunal que fuerce ese olvido.

Así qué nadie entiende ni explica porqué no se supo en Europa nada sobre América antes, porque no se cita esa tierra ni a esas gentes ni se habla de ellas, y cómo no se puede explicar la presencia de los hombres blancos barbados de las leyendas y tradiciones americanas el tema se elude, se obvia y se silencia.

Todo se obvia cómo se obvia la opción más lógica y que lo explica todo.

Qué aquellos blancos barbados que llevaron tanta cultura y grandeza a los pueblos nativos precolombinos e incluso se asentaron iniciando allí sus primeras grandes culturas eran los atlantes, los spanos, NOSOTROS MISMOS.

Atlantes, spanos, qué al tener noticias de que la Atlántida, Spania, había sido barrida de la faz de la tierra, posiblemente por un maremoto ocasionado por una erupción cataclísmica de El Volcán de En Medio, en las actuales Islas Canarias, o de la falla asociada a ese sistema volcanosismico, que asoló la costa suroeste de la Península Spana y seguramente también provocó un oleaje inusual en las costas americanas, regresaron raudos a intentar volver a levantar la Atlántida, Spania.

Y lo que fueron hombres aportando los conocimientos, filosofía, ética y cultura de una civilización que no era guerrera ni expoliadora, con el paso de los siglos pasaron a ser considerados dioses que prometieron volver y nunca lo hicieron.

Nunca lo hicieron porque miles de años después, cuando volvieron como españoles, ellos mismos habían perdido el recuerdo de haber estado allí antes, incluso de ser quienes habían sido.

Y tiene sentido que fuera así porque ese recuerdo sería de lo más prescindible para los escasos supervivientes de la catástrofe.

Supervivientes que con seguridad incluirían a forjadores, carpinteros, cabuyeros, veleros y por supuesto marinos porqué en una expedición a lo desconocido en barcos de madera son oficios qué deben de ir para, si es necesario, poder reparar las naves o incluso construir otras nuevas y tripularlas.

Supervivientes que al regresar transmitieron sus conocimientos y recuperaron su tecnología naval y metalúrgica para Tartesos.

Supervivientes que centrarían sus esfuerzos en recuperar su civilización, su cultura, perdida casi por completo y tan debilitada que después acabó siendo barrida por los invasores fenicios y cartagineses primero y griegos y romanos después.

Eso, además, explica el porqué muchos de los pueblos indígenas americanos precolombinos aceptaron tan bien a los descubridores españoles:

Reconocían en ellos la Grandeza qué les habían mostrado, enseñado y transferido siglos antes esos spanos que habían llegado antes, los Atlantes, unos y otros no hablaban el mismo idioma pero si tenían similares valores.

Unos y otros, cada cual a su propia manera y con sus diferencias, eran, somos, spanos y hermanos.

Por eso también somos todos spanos.